lunes, 16 de noviembre de 2015

Agarra dato: Trucos geniales para que los alimentos duren más.

Seguro que hay alimentos que quieres conservar durante mas tiempo es por ello que hoy te muestro una serie de trucos fáciles que pueden ampliar su vida útil. ¿Los conoces?

Cubre el tronco del plátano con film transparente. El plátano es una de las frutas más difíciles de conservar en casa porque o los compramos verdes y aún no están listos para comer, o por el contrario si se maduran más de la cuenta nos toca tirarlos a la basura. Para evitar que suceda eso, cubre la zona de arriba con un poco de film transparente así evitarás que el plátano libere tanto etileno y que el proceso de maduración se ralentice el mayor tiempo posible.

 

Papel de periódico para lechugas y tomates. La opción mas efectiva para evitar que las lechugas y los tomates se estropeen es la de envolverlos en papel de periódico o papel de cocina. Eso sí, con un lavado de agua en el primero de los casos sería más que suficiente.En el caso de los tomates, intenta que estén fuera de la nevera, intentando que no haya contacto entre ellos y con el tallo siempre hacia arriba.

Mantequilla para evitar que la sequedad del queso. Hay un truco fácil para evitar que el queso se ponga mohoso o se reseque: unta con mantequilla o en su defecto manteca la zona que está en contacto con el exterior. Además, es importante que esté envuelto en un papel especial de charcutería o cartón blanco (¡jamás en plástico!) y que evite la exposición directa al frío, es decir, hacer lo posible para que esté en el estante menos frío de la nevera.

Para las fresas, tira de sentido común. Uno de los trucos más comentados en el mercado o en el barrio es la de enjuagarlas en vinagre con agua, escurrirlas y limpiarlas, algo que provocará que te duren hasta dos semanas más. Sin embargo, hay otra forma mucho más sencilla que permitirá que te duren las fresas mucho tiempo. ¿Cómo? Colócalas en una bandeja sin que entren en contacto unas fresas con otras.

Patatas y cebollas se llevan mal. La cebolla y la patata no pueden permanecer juntas porque la primera de ellas expulsa una toxina que pudre el tubérculo. Las patatas deben estar en un lugar oscuro y sin amontonar y las cebollas pueden guardarse en papel de aluminio y guardarlas directamente en la nevera.

Fuente: Femenino.info
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...