miércoles, 6 de enero de 2016

El verdadero pan francés se posiciona en el mercado colombiano

A través de un modelo de franquicia, la panadería francesa Erick Keyser se hizo un espacio en el mercado colombiano. La panadería es una muestra del auge de las franquicias en el país, así como de la exigencia de los colombianos.


La panadería francesa Erick Keyser, se abre más espacio dentro de la abundante oferta de restaurantes premium de Bogotá.

Las franquicias en Colombia en pleno auge


Una de las sorpresas del año fue el crecimiento de franquicias que se instalaron en el país. Colombia, después de Argentina, Brasil y México, es el cuarto mercado con mayor número de franquicias en la región de acuerdo con cifras reveladas por la Cepal.

En Colombia este modelo de negocio, que permite el montaje de una empresa y la expansión de la marca, mueve alrededor de $1 billón anual, según la Superintendencia de Industria y Comercio. El mercado colombiano de franquicias está formado en un 40% por el sector gastronómico, uno de los más dinámicos en todo el mundo.

La panadería en Colombia


El consumo de los colombianos de pan es significativo pues hace parte de la mayoría de sus desayunos. De acuerdo con la Asociación Colombiana de Empresarios de Colombia (ANDI), el colombiano promedio consume alrededor de 20 kilos de pan al año. En consecuencia, Colombia después de México es el país con mayor oferta de formas y sabores, 50 en total.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en Colombiaexisten alrededor de 30.000 panaderías y pastelerías, con ventas por más de $3 billones al año. Solo en Bogotá funcionan más de 7.000 negocios, de acuerdo con el último censo de Infocomercio.

Un pedazo de París en Bogotá


Ante este panorama, hace un año unos colombianos junto con socios franceses decidieron invertir $3.000 millones para traer la franquicia de la panadería francesa Eric Kayser, que se encuentra en más de 19 países, y ahora en Colombia en la ciudad de Bogotá.

El éxito de la panadería y la pastelería francesa no se hizo esperar pues en su primer año de operación en el país las ventas superaron los $3.000 millones.

Uno de los socios de Eric Kayser Bogotá, Juan Pablo Pinzón, le explicó a Dinero, que uno de los temores que se tenían en un principio cuando se dio la apertura del primer punto, era que si bien “Eric Keyser es reconocida a nivel mundial, en Colombia no lo era. Sin embargo, luego de los resultados del primer año y de la recepción que se tiene nos dimos cuenta quelos consumidores colombianos son cada vez más exigentes y tuvimos la oportunidad de expandir el negocio en otro punto en la ciudad”.

De acuerdo con Pinzón, en Bogotá se abren alrededor de 10 restaurantes premium al mes, sin embargo, en Eric Kayser, a diferencia de otras franquicias de gastronomía, el fundador solicita que el panadero y el pastelero hayan sido entrenados por él y que sean de nacionalidad francesa. “Así competimos por calidad” dentro de la abundancia de oferta en el dinámico sector gastronómico de la ciudad.

Además de la competencia, otro reto que enfrenta esta franquicia y muchas más del sector gastronómico es la tasa de cambio. Eric Kayser importa desde Francia alrededor del 25% de sus insumos para la producción. Sin embargo, hace seis meses la franquicia hizo negocios con Cacaco Hunters, para apoyar la producción local de calidad a la altura de la cocina francesa.

Pero pese a que la panadería conserva las características de producción y parte de los insumos de Francia, las fusiones con otros productos locales se encuentran allí, puesincluso el queso Paipa entró en la cadena de suministros.

Fuente: Dinero
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...