jueves, 14 de abril de 2016

Cómo preparar el mejor tinto de verano en casa

¿Qué vino utilizar? ¿Mejor con gaseosa o con limón? ¿Qué vinos evitar? Te contamos cómo hacerlo

Bebida típica de este tiempo de estío, que compite con la cerveza en los chiringuitos de las playas y en las terrazas de las ciudades, que incluso se ha llegado a utilizar en negocios de restauración para dar salida a stock de vinos de relación calidad precio media-alta de difícil venta (por las circunstancias que sean). Sin embargo, por desgracia no es lo habitual. Más lógico es utilizar vinos tintos de calidad inferior, a precios por botella que no superan los dos euros, con lo que los problemas pueden surgir por cualquier lado. Incluso encontrarte con tintos de verano que casi huelen sólo a corcho.

JPDAIGLE Brindis con un tinto de verano

Sí se puede disfrutar de esta bebida (como refresco con alcohol) de una manera casera y a un precio módico. Un tinto joven o de crianza mínima con un precio en tienda de 4-5 euros, una botella de gaseosa (menos de un euro) y unas piedras de hielo. Es suficiente para un par de jarras que llenaría con un tercio de vino y dos de gaseosa. Una rodaja de naranja y otra de limón por vaso y a beber.
¿MEJOR CON LIMÓN O CON GASEOSA?

En bares y restaurantes se suele servir el tinto de verano con limón, o con gaseosa, o de las dos maneras. ¿Cuál es la diferencia?

Tinto de verano con limón. En mi opinión es un contrasentido, aunque cada cual con sus gustos. El vino contiene diferentes ácidos, ya sean de forma natural (tartárico, málico y cítrico) y procedente de la uva, o derivados de la fermentación. De hecho, es una bebida ácida. A menor calidad del vino, normalmente existirá una mayor sensación de acidez, de verdor, y si se le añade un cítrico...

Tinto de verano con gaseosa. Es la explicación contraria, ya que la mejor forma de paliar la escasísima calidad de los vinos usualmente utilizados es la gaseosa, que aporta sensaciones dulces. En este caso, se aspira a alcanzar el equilibrio. Quizá en apariencia refresque menos, pero al fin el organismo lo agradecerá más.

JUAN FERNÁNDEZ-CUESTA
 
Fuente: ABC - Viajar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...