martes, 28 de junio de 2016

Los pragmáticos argentinos y el café soluble

El instantáneo mantiene su lugar; el 80%de los hogares argentinos lo compra

Consumo per cápita de café instantáneo

Dicen que la practicidad gana en la vida moderna, y es por eso que las cosas que se hacen al grito de "ya" terminan por imponerse. Pero el asunto del café es distinto. Los amantes de la infusión no pueden concebir nada que no sea un buen grano molido, pasado por máquinas no tan modernas como las de las cápsulas. Pero los pragmáticos van con agua caliente y una cucharada de café instantáneo.

Foto: LA NACION / Pablo Bernasconi

Según un estudio de Kantar Worldpanel, cada argentino consume 200 gramos de este tipo de café por año, claro está, dentro del hogar.

Los pragmáticos de esta infusión han logrado hacer de ella una categoría de renombre. Alrededor de 72 de cada 100 hogares argentinos compran alguna variedad de las tantas que exhiben las góndolas argentinas.

Una de las particularidades que tiene es que, pese a que la sofisticación en el café es un nicho de niveles socioeconómicos con más poder adquisitivo, es allí donde el instantáneo mejor se posiciona, ya que 79,8% lo compra periódicamente. En los sectores con menos poder adquisitivo cae a 69,8 por ciento.

Cada dos meses es el promedio en que los hogares levantan de las góndolas un envase que, también en promedio, tiene alrededor de 190 gramos.

Según un informe de Nestlé, una vez abiertos, este tipo de productos tienen una duración de no más de 30 días.

El café soluble representa actualmente un tercio del consumo total de café en el mundo. En Gran Bretaña, por caso, alrededor de 90% del total de café consumido es del tipo instantáneo. La Comunidad Europea se lleva la gran mayoría del consumo, seguido por Estados Unidos, Japón y Suiza. Entre los productores, Brasil se lleva el primer puesto, seguido por México y después, Colombia.

Diego Cabo

Fuente: La Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...