sábado, 30 de julio de 2016

Estos alimentos pueden ser congelados y quizás no lo sabías

Una solución a la batalla contra la fecha de caducidad de las comidas

Siempre luchamos contra las fechas de vencimiento, pero más aún contra la caducidad de ciertas frutas y verduras, que según se piensa deben comerse lo antes posible o pueden madurar llegando al punto de tener que desecharlas.

(cc) U.S. Department of Agriculture / Flickr

Pero a diferencia de lo que piensas hay varios alimentos que pueden durar más si es que son congelados y no pierden ni textura o sabor.

PALTA O AGUACATE


(cc) Pixabay


Este alimento es famoso y rompe con las barreras de cultura e idioma, en todas partes es amado, el problema es que al pelar la palta o aguacate y partirla por la mitad, esta se debe comer inmediatamente o, debido a su contacto con el oxígeno,comienza a oxidarse y adquiere un color oscuro.

Pero hemos descubierto que si pelas el aguacate, lo partes por la mitad y lo metes a una bolsa de plástico hermética dentro del congelador, podrás disfrutarla en unos días más, sin tener que preocuparte por su color.

PLÁTANOS O BANANAS


(cc) Pixabay

Otro alimento que dura poco es el plátano, ya que madura muy rápido y su textura y color cambia.

Para poder congelarlo y utilizarlo después en smoothies o pasteles, debes cortarlo en rodajas y dejar cada una separada de la otra en una bandeja y llevar al congelador. Una vez que estén congeladas por completo puedes llevarlas a una bolsa hermética.

BERENJENAS


(cc) Pixabay

Las berenjenas son una verdura que se puede encontrar siempre en el mercado, pero veces como todo producto fresco, tiende a durar muy poco en nuestra mesa, por lo que este consejo sirve para quienes disfrutamos guardando alimentos que nos ayudarán más adelante.

Para congelarlas es necesario que pasen por un proceso de leve cocción antes. Debes cortarlas en rodajas y dejarlas en el agua hirviendo, sin sal, por unos 4 minutos, una vez fuera debes pasarlas rápidamente a un baño maría con agua fría con cubos de hielo, de ahí las escurres y secas con toallas de papel absorbente y dejas en el congelador dentro de una bolsa hermética.

CEBOLLAS


(cc) Pixabay

Las cebollas son un ingrediente imprescindible en la cocina y es por eso que este tip para congelar es tan importante.

Antes de congelarlas, debes cortarlas de la forma que quieras (juliana, en rodajas para aritos, etc) y escurrirlas en agua antes. Luego las pones dentro de una bolsa hermética, le quitas todo eloxígeno para que quede al vacío y las congelas.

UVAS


(cc) Pexels

Las uvas son unos alimentos que más nos gustan, el único problema es que son de temporada, por eso este tip llega a salvarnos la vida...o el paladar.

Para congelarlas, debes sacarlas del racimo, lavarlas y colocarlas en una bandeja y dejarlas en el congelador, una vez que estén congeladas las pasas a una bolsa hermética, le sacas todo el oxígeno y las devuelves al congelador.

JENGIBRE


(cc) Pixabay

El jengibre se puede congelar, siempre y cuando esté cortado en rodajas o rayado, no completo. Para congelarlo debes cortarlo, envolver cada una en un film transparente y llevarlo a una bolsa hermética y ¡Voilá! Jengibre por meses.

Fuente: Sabrosia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...