martes, 19 de julio de 2016

Se calienta la pelea por el mercado del café helado: su consumo se dispara

La pelea por el mercado del café helado se ha desatado. Los gigantes mundiales JAB o Illy, y sus competidores más pequeños, High Brew, La Colombe o Chameleon Cold-Brew han puesto a enfriar su café. Mientras, la disputa por posicionarse en este emergente nicho de mercado se calienta cada vez más.

Las marcas están copando las estanterías de supermercados y bares, así como las máquinas de vending y las neveras de las casas de café de alta gama enlatado y preparado para tomar 'muy frío'. Una apuesta que los consumidores estadounidenses parecen haber abrazado con alegría dispuestos a obtener así su preciada dosis de cafeína diaria.


Coca-Cola, Dr Pepper y otros fabricantes de bebidas ya se están sumando a esta tendencia con sus propios preparados, mientras que la dupla Starbucks-PepsiCo, que durante mucho tiempo ha dominado el mercado del café helado, ha demostrado que plantará cara para mantener su posición dominante, para lo que ya está introduciendo nuevas bebidas bien heladas.


Si bien es cierto que Starbucks ya servía sus populares frapuccinos, la moda por el café frío en Estados Unidos se ha disparado, y la demanda es cada vez mayor. "Muchos baristas aseguran que ahora sirven más café frío que caliente, incluso durante el invierno", según recoge Bloomberg.

Para muestra un botón: en el cuarto trimestre de 2015, Starbucks reportó un aumento del 20% en las ventas de bebidas heladas en todo EEUU. Ahora, los fabricantes de café están haciendo un auténtico esfuerzo para conseguir mejorar su producto y posicionarlo en los estantes de tiendas Wal-Mart, Kroger y Costco.

El mercado del café listo para beber en EEUU se ha anotado un creciendo de dos dígitos cada año desde 2011, y, según Euromonitor Internacional, el mercado podría llegar a mover cerca de 3.600 millones de dólares en 2020 solo en norteamérica. El mercado mundial se situó en los 18.000 millones en 2015.

La cafetera ha silbado, el café esta listo para tomar, la pregunta es ¿cuál terminará por satisfacer al gran público cafetero?

Fuente: El Economista
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...