sábado, 24 de septiembre de 2016

10 productos de la gastronomía leonesa

La gastronomía leonesa te atrapa y goza de mucho prestigio dentro de nuestro país, en parte por las elaboraciones tradicionales que se han sabido mantener a lo largo de los años y en parte por la gran calidad de las materias primas autóctonas empleadas para dichas elaboraciones. Descubrimos 10 productos imprescindibles de la gastronomía de nuestra tierra.



Cuando un turista se deja caer por León por primera vez, una de las cosas que mas suele recordar de su estancia es lo bien que ha comido y es que no vamos de sobrados si decimos que la gastronomía leonesa tiene tantos y tan variados manjares que ofrecer que al final te engancha.

La gastronomía leonesa está claramente definida en base a la materia prima obtenida de nuestra propia región, gracias a su variada riqueza agrícola o al peso de un sector como es el ganadero, pero también está influenciada por las diversas y variadas influencias y tradiciones culinarias de las diferentes zonas de nuestra provincia.

Aunque no es sencillo seleccionar entre tantos y tan buenos platos, aquí os dejo 10 productos muy reconocidos dentro de la gastronomía leonesa:
Cecina de León

A la cecina de León ya le dedicamos un post entero hace unas semanas en este mismo blog: Cecina de León: nuestro oro rojo lo que da una idea de su importancia dentro de nuestra gastronomía.

La cecina de león es un manjar elaborado a partir de cuartos traseros de vacuno, cuya carne sigue un largo y minucioso proceso en el que es salada, ahumada y desecada hasta conseguir el espectacular sabor del producto final.

La producción de la cecina de León está regulada por la Indicación Geográfica Protegida Cecina de León y raro es que cuando alguien visita León no se lleve una pieza de vuelta a su casa, aunque hay que decir que ha alcanzado ya tal fama que es sencillo encontrarla dentro de la sección de charcutería de cualquier supermercado español.

Aunque la cecina se pueden encontrar formando parte de una gran cantidad de recetas y más hoy en día en elaboraciones de la cocina moderna, un buen plato de cecina bien cortada sin más es una delicia en si misma.

Morcilla de León


La morcilla de León es uno de los platos mas típicos de la gastronomía leonesa, presente prácticamente en la carta de cualquier restaurante a lo largo de nuestra basta provincia.

La morcilla de León tiene 2 ingredientes principales: sangre de cerdo y cebolla, aunque luego como se dice “cada maestrillo tiene su librillo” y se le pueden añadir ciertos ingredientes para darle otros matices, pero la típica y tradicional llevaría esos 2 ingredientes únicamente.

El hecho de estar elaborada sólo con sangre y cebolla es lo que le da ese aspecto característico, mucho menos consistente que, por ejemplo, la vecina morcilla de Burgos que lleva arroz.

La forma más habitual de comerla es prepararla a la plancha, servirla en un plato hondo y luego comerla untándola en pan, así de sencillo y así de rico…

Morcilla de León


Chorizo de León


El chorizo de León es otro de los productos más típicos de nuestra tierra y que recientemente y un poco en modo humorístico salió a la palestra como noticia a nivel nacional por una reclamación de un fabricante de que dejara de utilizarse el término “chorizo” para referirse a los corruptos y ladrones, ya que decía perjudicaba al producto…

El chorizo de León es un embutido curado y normalmente ahumado, que se elabora con carne de cerdo como materia prima fundamental que es adobada con especias como sal y pimentón.

En su variedad dulce o picante para los más atrevidos, este embutido se consume en forma de lonchas y se suele presentar formando parte de tablas de embutidos de una forma muy habitual.

Queso de Valdeón


El queso de Valdeón es una variedad de queso azul que se produce el valle homónimo situado en plenos Picos de Europa, el valle de Valdeón.

Este queso, considerado hace unos años como el mejor queso azul de España por el Ministerio de Agricultura, se elabora con leche de vaca y/o cabra durante todo el año y requiere de un periodo de maduración bastante largo.

Aparte de presentarse con la clásica forma de queso, también se vende mucho en tarrina, como crema de queso, resultando ideal para untar, aunque como cualquier queso azul, también es muy versátil a nivel culinario formando parte de múltiples recetas.

Queso de Valdeón

Botillo del Bierzo


El botillo del Bierzo es otro producto amparado por la Indicación Geográfica Protegida y que como su propio nombre indica se elabora en la región leonesa del Bierzo.

El botillo es un producto embutido tan singular como contundente, ya que se compone de diferentes ingredientes como costilla, rabo, paleta, espinazo, carrillera o lengua de cerdo, todos ellos troceados y adobados previamente a su embutido, para después seguir un proceso de ahumado y secado.

En cuanto a la forma de consumirlo, si bien es cierto que puede utilizarse formando parte de revueltos, arroces, pasteles… el botillo berciano tradicional se prepara cociendo el botillo a fuego lento e incorporando paulatinamente a la cocción repollo, patatas y chorizo.

Botillo

Cocido Maragato


El Cocido Maragato es un plato también bastante contundente, que se compone de sopa, berza o repollo, patatas, garbanzos, rellenos y una buena variedad de carnes: morcillo de ternera, lacón, gallina, chorizo de cocer, tocino, panceta, manitas de cerdo y oreja, careta y morro también de cerdo.

Este plato, que no podía faltar dentro de los más reconocidos de la gastronomía leonesa, es típico de la comarca de la Maragatería, en el entorno de Astorga, que junto al que se puede degustar en Castrillo de los Polvazares, es donde se elaboran los cocidos maragatos mas afamados.

La peculiaridad de este cocido, es que se sirve y come de alrevés, es decir, empezando en primer lugar por las carnes junto a los rellenos, después los garbanzos acompañados de la berza y finalmente la sopa del cocido para acabar. Además es típico rematar la comida con unas natillas con mantecada de Astorga como postre.

Bacalao al Ajoarriero de Valderas


Como no todo va a ser carne en la gastronomía leonesa y aunque el mar nos quede un poco lejos, los siguientes platos son 2 pescados.

Por un lado tenemos el bacalao al ajoarriero que se elabora casi en exclusiva por los restaurantes de la localidad leonesa de Valderas, aunque hay un restaurante en la capital leonesa con el mismo nombre de este pueblo que también está especializado en su elaboración.

La elaboración tradicional del bacalao ajoarriero en Valderas es en una cazuela de barro, donde una vez hervido y escurrido el bacalao, se termina de cocinar en aceite de oliva aderezado con abundante ajo y pimentón y que es servido en la mesa en la misma cazuela de barro cuando la salsa aun continúa hirviendo.

Bacalao Ajoarriero

Sopa de Trucha del Órbigo


La sopa de trucha del Órbigo es una variedad de las tradicionales sopas de ajo que se llevan consumiendo desde tiempos inmemoriales en cualquier casa de nuestra provincia y especialmente en invierno.

Y es que al tradicional refrito de ajo y pimentón que da el sabor al pan atrasado y mojado con agua, en este caso se le añaden también porciones de trucha cocidas.

Lo màs tradicional es servirlas en cazuelas de barro y con una textura más caldosa o más espesa a gusto del cocinero.

Mantecada de Astorga


Para concluir este top ten de productos de la gastronomía leonesa, vamos a endulzarnos un poco el paladar.

En primer lugar tenemos las mantecadas de Astorga, que también cuentan con una Indicación Geográfica Protegida por si no lo sabíais y que constituyen uno de los productos de repostería más conocidos de nuestro país.

Con una historia de más de 200 años, las mantecadas de Astorga siguen manteniendo tanto la receta como el proceso de elaboración tradicional, llevando como únicos ingredientes: harina, huevos, manteca de vaca y azúcar.

La mantecada es un producto de repostería que se puede comer en cualquier momento, en el desayuno, como merienda, como postre de la comida o la cena…

Mantecada de Astorga

Nicanores de Boñar


Los Nicanores de Boñar son otro producto de repostería típico de León, en concreto de la población de Boñar que les da nombre junto con su creador, Nicanor Rodríguez que allá por el año 1880, ideó este delicioso producto y que desde entonces se sigue produciendo por sus descendientes.

Los Nicanores, que en su origen se llamaban “hojaldras” se elaboran de forma artesanal, manteniendo los ingredientes originales y la misma receta secreta que dicen han sabido guardar de generación en generación para evitar las imitaciones.

Para degustar los Nicanores de Boñar no tienes que buscar un momento concreto, ya que cualquiera es bueno para disfrutar de este delicioso producto de repostería.

Hasta aquí nuestra selección gastronómica de León, espero que os haya gustado y que hayáis probado ya todo…

¿Algún otro producto o plato que echéis en falta?

Fuente: Nos Gusta Leòn
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...