lunes, 26 de septiembre de 2016

Nueve mitos sobre las grasas en la alimentación

¿Cuáles son recomendables? ¿Qué se debe mirar en las etiquetas de los alimentos? Un especialista en nutrición despejó las dudas e ideas más difundidas

Los consejos acerca de lo que vale la pena comer, o no, puede resultar agotador para un individuo. No sólo para aquellos que se disponen a bajar de peso, sino también para quienes deciden eliminar algunos alimentos de la dieta e incluir otros -a priori- saludables. Todos deben convivir con las opiniones de los que saben y los que no.

El exceso del consumo de "grasas buenas" también es perjudicial para la salud Crédito: Shutterstock
Las grasas -durante muchos años- han sido eliminadas por las personas de su dieta con el fin de llevar una vida sana. Pero, ¿es una decisión correcta?


La primera clave para no confundirse acerca de la elección es entender que la genética, el estilo de vida y otras causas específicas son las que determinan el plan alimenticio que debe seguir un ser humano. Investigadores de la prestigiosa Universidad de Harvard intervinieron para dar explicaciones lógicas sobre la utilidad y lo que realmente resulta ideal de los planes alimenticios de moda.

El primer interrogante que plantearon en el trabajo giró alrededor de las grasas, entendiendo que la mayor parte de las dietas se posicionan inevitablemente en uno de los dos bandos: las que las admiten y las que no.

Los huevos son una excelente fuente de proteínas, grasas saludables, y varias vitaminas y minerales.
Shutterstock

El estudio arrojó que aquellos que incluyeron pocas grasas a sus planes alimenticios dejaron de ver resultados positivos tras los 12 meses. Sin embargo, para contemplar las ideas y dudas que giran alrededor de las grasas en los alimentos, el médico especialista en nutrición Silvio Schraier, miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición, planteó los 9 mitos más difundidos y despejó todas las incertidumbres respecto a este tema.

1) ¿Las grasas tienen muchas calorías y son malas?


Falso. Tanto las grasas, que son sólidas, como los aceites, que son líquidos, son indispensables en la dieta de las personas y sin estas no se puede vivir. Todos los vegetales y animales tienen células constituidas por grasas, tanto para su protección, reserva de energía, transmisión de señales nerviosas y hormonales. En las grasas se encuentran las vitaminas A, D, E y K.

2) ¿Existen alimentos que, en la creencia popular, son "bajos en grasas" y poseen más de las necesarias?


Sí, y el ejemplo más claro está en los productos de origen vegetal. La fantasía es que muchos de estos, como la margarina, tienen poca grasa y resultan muy saludables y beneficiosos para la salud. No es así. Es importante informarse bien sobre la cantidad que tiene cada uno y los modos en los que se incorporan a la dieta.



3) ¿Qué hay que mirar en las etiquetas de los alimentos envasados para comprarlos?


En las etiquetas figuran grasas totales, grasas saturadas y grasas trans. Estas últimas son las peores, y, por ley, se deben limitar en la elaboración de productos alimenticios.

4) ¿Hay grasa "buena" en los alimentos?


Las grasas trans y sólo algunas grasas saturadas (las presentes en los productos lácteos enteros) no son recomendables. El resto de las grasas y los aceites son buenos. No hay que confundir que algo sea bueno con el consumo ilimitado. Una cucharada de grasa o una de aceite tiene la misma cantidad de calorías. Esto quieren decir que engordan lo mismo.

5) ¿Se puede tener una nutrición sana sin consumir grasa?


No se puede concebir una alimentación sin grasa. Está demostrado que consumir menos del 20% del total de las comidas del día sin grasa ni aceites es nocivo para la salud.

Hay diferentes tipos de grasas y no todas causan el mismo efecto en el organismo
Shutterstock

6) ¿Cómo repercute las grasas de los lácteos en la salud de los chicos?


Las grasas de la leche entera no son conveniente en las personas de más de 2 años de edad.

7) ¿Hay que limitarles el consumo a los niños?


Hasta los 2 años de vida los lácteos deben ser enteros porque sirven para el desarrollo del organismo. Después, conviene consumir los lácteos semi-descremados. De esa edad en adelante, las grasas deben constituir un 30% de las calorías totales.

8) ¿Los dulces tienen grasas?


Los dulces naturales y mermeladas de frutas no tienen grasas. El dulce de leche y la mayoría de las golosinas, sí.

9) ¿Qué grasas son recomendables?


Las grasas presentes en las carnes flacas, en los aceites (generalmente de origen vegetal) como el de oliva virgen, el de la palta, el de las frutas secas (nuez, almendra, avellana, entre otros). Pero atención: no confundir saludable con comer sin límite. Esto vale para los tres nutrientes que se ingieren habitualmente: hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Fuente: Infobae
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...