jueves, 2 de marzo de 2017

3 claves para beber vino sin arruinar la sonrisa

El vino tinto está delicioso pero corres el riesgo de que al final del día tus labios y dientes adquieran un color poco sexy, sobretodo si estás en una cita. Seguro que a muchos os ha pasado que después de algunas copas de vino, los dientes y el borde de los labios se tintan de color morado.

Combina una copa de vino con una copa de aguaFoto: iStock

"Los vinos tintos tienen un nivel de acidez que contribuye a la desmineralización de los dientes y permite la adhesión de los pigmentos naturales de la bebida (como los taninos) con más facilidad", apunta la nutricionista Dayany Araújo Farias, coordinadora del Hospital de Nueve de Julio, en Brasil.

¿Qué podemos hacer? Aquí os dejo algunos consejillos que funcionan bastante bien para evitarlo:

  • Combina una copa de vino con una copa de agua : la experta aconseja a tomar agua mientras se consume el vino, pues el agua dificulta la adhesión de los pigmentos del vino a los dientes, así como hidrata la mucosa de la boca, ayudando a eliminar los residuos de alimentos.
  • Manténgalos labios bien hidratados: cuando tenemos los labios cortados y secos el vino se filtra por las pequeñas grietas que se forman. Un buen cacao o vaselina nos ayudará no solo a mantenerlos bonitos sino también a que se amoraten menos cuando bebemos vino tinto. El aceite de almendras es un gran hidratante natural al igual que la miel.
  • Acompaña el vino con comidas ricas en fibra y con calcio: el queso no solo son un maridaje perfecto para el vino sino que además ayuda a proteger los dientes contra la acidez por su alto contenido en calcio. Además acompaña tu copa con una ensalada de espinacas, manzanas, maíz o aguacate, alimentos ricos en fibra que actúan como un cepillo natural eliminando las manchas mientras comes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...