viernes, 17 de marzo de 2017

Cerveza con origen en el campo andaluz

Heineken es el principal consumidor y promotor del cultivo de cebada en Andalucía

El cultivo de cereal es parte esencial de nuestro paisaje agrario y aporta a la producción del sector primario andaluz más de 500 millones de euros, según datos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. La cebada maltera es el ingrediente fundamental de las cervezas que elaboramos en Heineken España y cada año precisamos de unas 170.000 toneladas de cebada para atender las necesidades de producción de nuestras fábricas, en las que se producen anualmente más de diez millones de hectolitros de cerveza (¡más de 4.000 millones de cañas, casi nada!).

TOMÁS MADUEÑO, JEFE DE COMPRAS DE MATERIAS PRIMAS DE HEINEKEN ESPAÑA


Una parte importante de la cebada maltera que utilizamos para elaborar nuestras cervezas procede del campo andaluz. Andalucía es una región con la que Heineken España mantiene una vinculación centenaria: dos de nuestros cuatro centros de producción se encuentran aquí, además de nuestra sede social y la Fundación Cruzcampo.

DESDE 2011 HEMOS INCREMENTADO LOS CULTIVOS DE CEBADA EN MÁS DE 8.500 HECTÁREAS

Para Heineken España, el aprovisionamiento local y sostenible es una cuestión prioritaria, que pone de manifiesto nuestro compromiso con el entorno en el que desarrollamos nuestra actividad.

En 2005, apostamos por que Andalucía no perdiera su industria maltera y por ende el valor añadido que genera, tanto de empleo directo, como indirecto, así como dotar al sector primario agrícola de la posibilidad de incluir, en su rotación de cultivos, la cebada maltera, el cereal más sostenible por su consumo de imput (agua, fertilizantes, fungicidas).

Esta apuesta se concretó en la construcción en 2008 de la maltería más moderna de España junto a nuestra fábrica de Sevilla y propiedad del primer maltero Español, Intermalta S.A., integrado en el primer maltero mundial (Malteurop).

Todo esto se engloba dentro la política de la compañía de desarrollo de proveedores locales, contribuyendo a un suministro sostenible.

Nuestra malta sólo se desplaza 500 metros hasta nuestra principal fábrica, favoreciendo un desarrollo agrícola respetuoso con el medio ambiente y concienciado con la necesidad de impulsar la economía local.

Además, nos permite abastecernos con cebada maltera de la mejor calidad del mercado, con variedades líderes en potencial productivo y adaptadas a nuestras condiciones agroclimáticas. Esto nos convierte en el principal consumidor y promotor del cultivo de cebada en Andalucía.

Así, el 96% de las materias primas que utilizamos para elaborar nuestras cervezas es de origen local.

Desde 2011, hemos incrementado los cultivos de cebada cervecera bajo contrato en Andalucía en más de 8.500 hectáreas. En 2015 la superficie cultivada de cebada en el campo andaluz era de 21.000 hectáreas. En el último periodo se ha duplicado la producción del cereal hasta las 30.000 toneladas e involucrado en el negocio a una red de más de un millar de agricultores locales, con unas expectativas de alcanzar entre 40.000 y 50.000 hectáreas de cultivo de cebada cervecera en los próximos años.

Estamos dispuestos a crecer en comunidad, favoreciendo entornos de negocio justo, sostenible y trasparente y unas relaciones de confianza y reciprocidad. Con este objetivo entramos a formar parte de la Comisión mixta Malteros-Cerveceros de España, la cual presido, teniendo por objeto mantener una lista de variedades de cebada dinámica y donde estén las mejores por potencial productivo y calidad maltera/cervecera demostrada en los ensayos que realizamos en toda España y Portugal.

Fuimos partícipes de la constitución de la junta rectora de la Lonja de Sevilla, perteneciendo también a la mesa de precios.

Esta entidad aglutina a más de un centenar de socios; agricultores, cooperativas, industriales, comerciantes y agentes mediadores, y pone a disposición del ramo herramientas para facilitar y mejorar el proceso de comercialización de materias primas y su transparencia.

Desde la Lonja de Sevilla, se analiza el mercado y se establecen unos precios orientativos de los recursos agrícolas para facilitar las relaciones comerciales. Las reuniones periódicas de Lonja analizan las fluctuaciones del mercado y se establecen las bases de cotización de cereales y afines con la entidad como fedataria.

Que la unión hace la fuerza no es sólo una frase hecha. La experiencia nos dice que compartir recursos y conocimiento, desde la confianza y la integridad redunda en unas relaciones comerciales estables y duraderas, y por ende, en el desarrollo económico y social.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...