lunes, 3 de abril de 2017

¿Sabes dónde se inventó realmente la tortilla de patatas?

La patata llegó a Europa desde América traída por los primeros conquistadores

A comienzos del siglo XVII ya se vendían patatas en la Plaza Mayor de Madrid pero, con el curioso detalle de que no se sabía muy bien qué hacer con ellas



Según un experto científico que ha estado estudiando la patata, dedicándole diferentes investigaciones, la conocida como 'tortilla española' tuvo su origen en Extremadura, concretamente, en Villanueva de la Serena, a finales del siglo XVIII.

Además, asegura que la primera tortilla de patatas de la historia fue hecha por dos hombres que estaban buscando un alimento nutritivo y barato que aliviara el hambre que se sufría en la Europa de finales de siglo XVIII.


La persona que nos revela este hallazgo es Javier López Linage, científico titular del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, doctor en Filosofía e investigador de la patata como alimento. Volviendo a su trabajo, este experto asegura que Joseph de Tena Godoy y Malfeyto y el marqués de Robledo fueron los artífices de la primera tortilla de patatas de la historia.

Inventaron una especie de tortita que se pasaban por la sartén en lugar de hornearse.

Antes de esta revelación se creía que la tortilla de patatas nació en Navarra, obra de Tomás de Zumalacárregui, durante la Primera Guerra Carlista.

En caso de ser así, el mérito sería de la campesina que la cocinó. Este hecho se habría dado en 1835, algo que carecía de sentido teniendo en cuenta que la primera referencia sobre la tortilla descubierta por Linage, es de 1817. La que defiende Linage que fue la primera data de 1798.

Recordemos un detalle curioso. La patata llegó a Europa desde América traída por los primeros conquistadores. Lo curioso es que llegó más como un artículo exótico que como algo nutritivo.

Según Linage, pasó mucho tiempo hasta que los españoles decidieran hacerle un hueco en nuestra gastronomía. Había varios problemas que hicieron que la patata tardara en usarse como alimento: la adaptación de las semillas al clima, las condiciones de las tierras de la península, y la mala fama que tenía al principio.

De acuerdo con Linage, a comienzos del siglo XVII ya se vendían patatas en la Plaza Mayor de Madrid pero, con el curioso detalle de que no se sabía muy bien qué hacer con ellas. El cultivo de este tubérculo no se popularizó hasta finales del siglo XVIII. En su adaptación algunos la llegaron a ver como una planta venenosa.

Primero se utilizaba como alimento para acabar con la hambruna por ser muy nutritivo. Linage afirma que "la patata ha salvado de hambre a mucha gente, y además ha propiciado el nacimiento de grandes platos". Curiosamente, la primera tortilla de patatas de la historia se cocinó en una tierra de conquistadores: Extremadura.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...