lunes, 17 de julio de 2017

Chemex, diseño que logra el mejor café

La pasión por lo artesanal llega hasta el café, a través de un método que parece una novedad, pero que en realidad tiene más de 70 años de historia. Se trata de la Chemex, una ingeniosa cafetera que permite infusionar por gravedad esta bebida tradicional.

La cafetera Chemex es un objeto de diseño en sí mismo, creado para tener una taza de café con el mejor balance y sabor. Foto: Shutterstock


Fue un invento del científico alemán Peter Schlumbohm, quien llegó a patentar más de 300 artefactos, entre ellos la chemex que ha permanecido sin variaciones desde su creación. Cuando emigró a Estados Unidos, utilizó su profesión como ingeniero químico para crear un método que pudiera extraer todo el sabor del grano.

Su debut fue en 1941 y de inmediato enamoró a los consumidores, porque es un método sencillo y elegante al mismo tiempo. El punto de partida es un recipiente de vidrio con forma de embudo en el que se soporta un filtro más grueso que el de las cafeteras de casa. Sin electricidad ni plástico, se vierte el café y empieza la magia. La Chemex es un objeto de diseño en sí mismo, que hace parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno (MOMA), de Nueva York.

La mejor taza en pocos pasos


Lo más interesante de este método es que permite lograr una bebida con mucho balance y conserva el sabor. Aprenda a prepararlo con los baristas de Honesto Café.

1. La preparación. Es importante pre humedecer el filtro cónico para quitarle elementos indeseados y lograr que se adhiera al recipiente de vidrio. El filtro es especial para favorecer la retención de sedimentos que pueda tener el café.

2. Se agrega el café molido. La medida para una taza es 10 g por 120 ml de agua, lo que equivale a una cucharadita de café por una taza del líquido.

3. Pre infusión. Dejamos hervir el agua y luego reposar unos minutos. Vertemos una pequeña cantidad, la dejamos reposar y gotear menos de un minuto, así se mejora el aroma.

4. Filtrado final. Se vuelve a verter el agua restante con movimientos circulares y lo dejamos filtrar por completo. Se retira el filtro, se agita la cafetera y se sirve.

La molienda del café cambia según el tipo de cafetera. ILUSTRACIÓN: HUGO VÁSQUEZ


Tan importante como conocer el origen del café es aprender a comprar el grano según la molienda, lo que resulta adecuado para el tipo de cafetera que vamos a usar. Compre el café según el método de preparación.

  • Chemex. El tipo de café recomendado son los de molienda media – gruesa. Los café de tostión media son más complejos, aromáticos con acidez pronunciada. Se obtiene un sabor delicado, resaltando su acidez y dulzura de cuerpo limpio.
  • Prensa francesa. Se recomienda molienda gruesa para mayor suavidad, notas dulces y acidez. Puede optar por un café de tostión media y balanceado. Si elije molienda media obtiene un café más intenso. El tiempo cuenta, ideal dejarlo cuatro minutos.
  • Italiana. Las cafeteras italianas o Moka precisan de una molienda fina para resaltar la acidez, que produce un café de mayor intensidad. Esta cafetera utiliza la presión del agua hirviendo para lograr la extracción de la bebida.
  • Espresso. Se recomienda la molienda fina y el café preferiblemente de tostión media alta con buen cuerpo, dulzor y acidez media. Se obtienen espressos concentrados con crema en la parte superior, que se presta para preparar gran variedad de bebidas.
  • Filtro automático. Para la cafetera de filtro automático (como las de casa), lo mejor es una molienda media. Se recomienda utilizar cafés de tostión media, equilibrados, complejos. El filtro de papel hace que el café quede libre de sedimentos y sea más liviano de cuerpo.

Fuente: De los Andes Café

NATALIA ESTEFANÍA BOTERO

Vía: El Colombiano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...