jueves, 13 de julio de 2017

La clara muy clarita

¿Qué tipo de cerveza te apetece? Hoy día hay tanta oferta que a veces no sabes por cuál decidirte. Y si además lo que quieres es una clara, cada vez es más común que el camarero te pida más detalles: con gaseosa, con refresco de limón, refresco de naranja. ¿Ya lo sabes? Pues marchando una clara.



¿Cómo llamas a la clara? Shandy, Radler, pica, refajo… La llames como la llames lo que quieres es una cerveza más ligera, más refrescante, menos amarga y más dulce.

El origen de esta bebida parece localizarse a comienzos del siglo XX en Munich, Alemania, y hoy día ya es un clásico en los bares y terrazas de los meses más calurosos.

Pero, realmente ¿qué es una clara?


Hasta ahora dependía de la soltura del camarero añadiendo más o menos cerveza, o más o menos refresco, en ocasiones de dudosa calidad. Pero la cosa se está poniendo seria. Quien quiera usar esta denominación deberá cumplir los requisitos recogidos en la nueva normativa sobre cerveza y bebidas de malta. Es decir una mezcla de cualquier tipo de cerveza con gaseosa, con bebida refrescante aromatizada, o con bebidas refrescantes de zumos de frutas con carácter organoléptico exclusivo de cítricos. El porcentaje de cerveza deberá superior al 50%, y su graduación alcohólica superior al 0.5% en volumen.

Cerveza artesanal


Por otra parte, esta nueva normativa también recoge la denominación de cerveza artesanal, a un tipo de cervezas que se han puesto muy de moda en los últimos tiempos. Definiéndose como; la cerveza que sea procesada en la misma instalación, bajo la supervisión de un maestro cervecero o artesano, y en cuya fabricación prime el factor humano frente a la maquinaria, y que no se fabrique en grandes series.

Fuente: ocu.org
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...