miércoles, 28 de marzo de 2018

Cómo practicar la decoración de un pastel para hacerlo perfecto

Las primeras veces que vas a decorar un pastel con una crema y la manga pastelera, puede ser conveniente practicar primero, para ello basta con recurrir a objetos que ya tenemos en nuestra cocina y que nos permitirán recuperar el frosting para volverlo a usar. Toma nota de las ideas sobre cómo practicar la decoración de un pastel para hacerlo perfecto en el siguiente vídeo.
Siempre hay una primera vez para hacer las cosas, y si hablamos de repostería y pastelería, esa primera vez puede ser la que nos anime a seguir introduciéndonos en ella o la que nos haga tirar la toalla, todo depende del carácter de la persona y de la destreza que se tenga en esta rama culinaria. El caso es que la primera vez que queramos hacer una tarta o pastel con acabados profesionales, lo mejor es practicar un poco la decoración que se quiera realizar para que a la hora de decorar el pastel, el resultado sea el deseado.



Que a nadie le preocupe tener que practicar varias veces antes de decorar un pastel porque todo se aprende a base de hacer las cosas con repetición, y en artes tan precisas como la pastelería es fácil que las primeras veces no salgan muy bien cuando lo que se requiere es práctica y destreza. Hay que practicar, y habrá quien se atreva a hacerlo directamente en el pastel y quien prefiera utilizar otras herramientas, de hecho, se venden tablas y otros elementos para practicar la decoración de pasteles, os hablamos de una de ellas en este post.

Pues bien, hoy queremos mostraros un vídeo en el que podrán ver cómo practicar la decoración de un pastel para hacerlo perfecto y sin necesidad de comprar nada, pues con lo que tenemos en la cocina tenemos más que suficiente. Una de las decoraciones básicas y por la que la mayoría empieza es la formación de rosetones con un glasa o frosting escudillada con una manga pastelera. Pues bien, será muy fácil cogerle el tranquillo haciéndolas repetidamente utilizando un tapete de silicona para galletas.

Hay muchos tipos de estos tapetes, pero generalmente todos tienen marcados unos círculos que servirán de guía para hacerlos rosetones. Es importante destacar que el frosting que se utilice para practicar no se tiene que desechar, después se recoge fácilmente para después volverlo a utilizar. Claro, al trabajar con él subirá su temperatura y se ablandará, pero después se puede corregir dejándolo reposar de nuevo en el frigorífico.




En caso de no disponer de uno de estos tapetes, también servirá una hoja de papel vegetal en la que dibujemos los círculos utilizando un vasito, una taza o un cortapastas redondo, después sólo será cuestión de poner la hoja del revés para que el frosting no entre en contacto con la tinta. Esta práctica decorativa puede servir para decorar pasteles, pero también otros productos de repostería como los cupcakes, que pasaron de ser una moda a convertirse en un clásico de la pastelería en muchos países, incluido el nuestro.

Ahora bien, cuando hay que decorar un pastel, también suele ser necesario saber manejar la manga pastelera para decorar los laterales. ¿Qué podemos utilizar para emular el bizcocho de la tarta? Pues una olla, ya lo veis en las imágenes del vídeo, es cuestión de ir haciendo la decoración que hayamos visto en un tutorial o que sea fruto de la inspiración, en este caso, empezando a hacer los rosetones desde la base de la olla (colocada del revés) hasta arriba.

Esperamos que esta idea les ayude a practicar sin gastar en nuevos utensilios ni materias primas, y que triunféis con la decoración de vuestras primeras tartas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...