miércoles, 28 de marzo de 2018

Peligro: sí tocar... y comer. Llega el #CUPCAKE con forma de cactus

¿Tienes la espinita del dulce? Los pasteles y plantas más de moda forman un tándem delicioso gracias a esta pastelería de Nueva York

Si has echado un vistazo últimamente a las cuentas de Instagram más apetitosas, seguramente hayas reparado en los trabajos de Jiahn Kang. Kang es dueña de Brooklyn Floral Delight, una pastelería de la ciudad de New York City especializada en cupcakes y tartas hiperrealistas que recrean con sus decoraciones las plantas más de moda: los cactus (además de elaborar otras flores más tradicionales, igualmente dulces y deliciosas). 

© CORTESÍA DE BROOKLYN FLORAL DELIGHT / @BK_FLORAL_DELIGHT


Ver 16 fotos
Postres 'healthy' por Being Biotiful


Kang, que en un inicio abrió su pastelería en Brooklyn en 2015, empezó enviándole varias muestras de sus creaciones a la joyería minimalista Catbird. La boutique fotografiaba estas dulces joyas y las subía a Instagram, lo que desató enseguida innumerables regrams además de pedidos. “Me hice con un montón de seguidores y la gente empezó a conocer mi trabajo y a llamarlo Brooklyn Floral Delight [delicias florales de Brooklyn]”, relata. Así que cuando trasladó el negocio al East Village, donde además comparte a través de talleres y clases sus particulares técnicas decorativas, decidió quedarse con el nombre.

Decorar pasteles con flores no es ninguna novedad, pero lo que destaca de las obras comestibles de Kang, y lo que las hace tan sumamente realistas, es su cuidado colorido. Emplea unas cuatro o cinco horas en decorar, personalizar y pintar a mano cada dulce. “El color es lo más importante para que se vean realistas”, dice. “Mezclar los colores en la crema de mantequilla es muy parecido a pintar”.

© CORTESÍA DE BROOKLYN FLORAL DELIGHT / @BK_FLORAL_DELIGHT

La inspiración le viene de su pasión por las plantas, y a veces sigue aplicando los mismos motivos que empleaba cuando se dedicaba a diseñar joyas. “Me emociona mucho descubrir plantas nuevas que no había visto nunca”, dice de su afición y fuente innagotable de creatividad.

Aunque sus flores de cabecera suelen ser las rosas de jardín, los pensamientos y las peonías, las plantas suculentas y los cactus baby (sobre todo cuando agrupa varios en una tarta grande) son las creaciones que de verdad han atraído a los 30.000 seguidores que suma en Instagram. A primera vista nadie diría que estos mini cupcakes, con sus toppings de espinas, hojas y otra vegetación, no son reales.

Si bien la mayoría de sus posts exhiben al menos un par de cupcakes en perfecta forma de cactus, Kang ha añadido últimamente muchos trabajos personalizados. Conocedores de esos coloridos tan reales que consigue, los clientes suelen pedirle paletas específicas y a Kang no le disgusta la idea: “Me piden sus colores favoritos más sencillos, como por ejemplo 'por favor, que sea en tonos rosas; o en tonos neutros; o no quiero amarillo'”.

“Quiero que vean que es más que una simple tarta”, afirma, comprometida con la misión de unir en su trabajo los mundos del arte, la comida y la moda. “Es un arte comestible y a medida de cada cual”. Solo que los ricos colores pictóricos que usa Kang resultan ser crema de mantequilla.

Kristen Bateman

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...