domingo, 8 de abril de 2018

El Hornado, un manjar irresistible #ECUADOR

El Ministerio de Turismo considera al hornado como el plato más representativo del país, a base de los saberes y sabores heredados de generación en generación y que son parte del patrimonio ecuatoriano y su cultura autóctona.



Los orígenes de este delicioso alimento se trasladan al siglo XV, según dicha Secretaría de Estado, cuando en el segundo viaje a América de Cristóbal Colón en uno de sus barcos su almirante llevó ocho cerdos ibéricos a la isla de Cuba, desde ahí se extendieron a México, Centro y Sudamérica; y poco tiempo después, aproximadamente en 1535 llegaron a Ecuador, desde Nicaragua, de la mano de fray Jodoco Ricke.

En el libro ‘El sabor de la memoria’, del historiador e investigador culinario Julio Pazos Barrera, el hornado es preparado y servido de la misma forma en todo el país, solo con pequeñas variaciones de acompañamientos. Solo el de Tulcán, que es conocido como hornado caldoso, es el único que se diferencia de los demás.

Una de las características de su preparación es su adobo, a base de cebolla, ajo, chicha, comino y también el achiote. Asimismo, su cuero crujiente es otra de sus particularidades.

Es acompañado con una salsa de cebolla, aguacate, maduro, mote o papa y lechuga.

Aunque es un plato con origen en la Sierra, se lo prepara y degusta en casi todo el país, y las variaciones dependen de la localidad en donde se lo sirva y también del gusto de los comensales. Las variaciones se dan principalmente en los carbohidratos, que pueden ser mote, papa, yuca, maduro, verde, así como ciertas legumbres y vegetales. (F)

Se realizaron mundiales


La relevancia de este plato es tal, que inclusive se han realizado dos mundiales, en 2014 y 2016, para encontrar el de mejor sabor.

María Carmen Ramos Llerena con el emprendimiento ‘Hornados Carmita’, representante de Tungurahua, fue declarada Campeona Mundial del Hornado en el 2016, que es organizado por el Ministerio de Turismo, y en donde se tomaron en cuenta varios factores.

El locro, una delicia


El locro de papas es un plato de la época de los Incas que se prepara esencialmente con papas y queso. La palabra locro proviene del kichwa ruqru, es un guiso realizado a base de zapallo, maíz y porotos. Su origen es precolombino y se lo prepara a base de papa chola para que logre espesar junto a ingredientes como leche, especias, aguacate y un pedazo de queso. (I)

Un rico llapingacho


El origen de los llapingachos se le atribuye a los indígenas salasacas de la provincia de Tungurahua, en la Sierra central de Ecuador. El nombre tan original de este plato parece provenir de la palabra llapin que en quechua significa aplastado.

Los llapingachos se pueden comer con acompañamiento de carnes, en particular se come con lechón horneado y con chorizos. (I)

Sabroso yaguarlocro


No se encuentra este potaje en los recetarios que se publicaron antes de 1907. Por el nombre puede deducirse que se originó entre los pastores andinos de ovejas.

Es una sopa muy típica de la Sierra y en esta receta se utiliza la papa chola. También lleva vísceras y sangre de borrego, leche y maní. Para un toque tradicional servir en plato de barro. (I)

Fuente: El Universo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...