Mostrando las entradas con la etiqueta cocina de emergencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta cocina de emergencia. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de octubre de 2013

50 Cosas que nunca te dijeron acerca de ser un Chef (traducido)

No soy muy fan de las cadenas que van propagando las redes sociales, pero cuando vi esta no pude más que reírme y sentirme identificado en la mayoría de los puntos. Con un aire macarra y algo de exageración, que me recuerda inevitablemente al libro: Confesiones de un Chef, de Anthony Bourdain (el cual recomiendo 100%), esta es una lista de 50 cosas que nunca te dijeron antes de entrar en nuestro mundillo, traducida al español:

 

Marco Pierre White, en su foto más macarra

  1. Casi siempre tendrás heridas abiertas y cortes en manos y brazos.
  2. Nunca conocerás gente nueva porque tu vida social se deteriorará hasta la casi no-existencia.
  3. Encontrarás difícil iniciar una relación porque tu tiempo “a solas” se convertirá en algo preciado.
  4. Perderás tus habilidades sociales.
  5. Tu sentido del humor se decantará hacia lo políticamente incorrecto y lo socialmente no aceptado.
  6. Empezarás poco a poco a insultar como un marinero y no te darás cuenta de ello.
  7. Te obsesionarás y siempre cambiarás el rumbo de una conversación hacia la comida

  8. Ahorrarás una miseria durante años y décadas

  9. Ganarás o perderás una gran cantidad de peso.

  10. Nunca jamás volverás a lucir un cuerpo bronceado.

  11. No te harás famoso.

  12. Desarrollarás una o varias adicciones, tanto como si es el café, el tabaco, el alcohol, las apuestas, el cannabis, la cocaína o incluso las bebidas tipo Red Bull.

  13. Tus pies se destrozarán.

  14. Tu espalda se destrozará.

  15. Tus manos se destrozarán.

  16. Vivirás en un estado de privación del sueño, indefinida.

  17. Tendrás que preguntar a tus amigos para que hagan planes a partir de tu horario, que será siempre en contra de su disponibilidad, porque nunca sabrás tus días libres con antelación y probablemente no podrás cambiarlos.

  18. Te convertirás en alguien de naturaleza muy nerviosa.

  19. Te convertirás en alguien propenso a saltar con mal temperamento.

  20. Tu conocimiento sobre la falta de eficiencia y sentido común de otras personas aumentará y tu tolerancia descenderá.

  21. Pasarás gran parte de tu vida encerrado en una pequeña, y sin decorar, sala con poca ventilación, altas temperaturas, un montón de ruido, humedad, sin luz natural ni ventanas y un grupo de gente que se convertirán en tus únicas “interacciones” sociales.

  22. Trabajarás más horas de lo que jamás habrías imaginado o creído legalmente.

  23. Pasarás tus horas del día de pie, sin la posibilidad de sentarte ni siquiera 5 minutos.

  24. Tu jornada más corta será más larga que muchas de las jornadas intensivas de otras personas. Y tus jornadas intensivas, que serán la mitad de tu semana, serán más largas que la media de horas que está despierta una persona a diario.

  25. No cocinarás nada gourmet en casa. Estarás demasiado cansado, mental y físicamente de cocinar.

  26. Probablemente empezarás a comer frecuentemente fast food y noodles instantáneos.

  27. Serás sujeto de abuso, físico o emocional. Oficialmente, será una prueba de tu carácter. En realidad, será como entretenimiento.

  28. Pasarás tanto tiempo en el trabajo que tus compañeros te conocerán mucho mejor que tu pareja/familia o amigos.

  29. Conocerás y formarás lazos fuertes de amistad con ese tipo de personas que jamás habrías pensado que compartirías una conversación.

  30. Vivirás en una situación permanente de estrés.

  31. Nunca serás irremplazable y siempre se esperará que des un 110% de ti mismo.

  32. Siempre estarás cansado.

  33. No se te permitirá llamar “enfermo” por tener resaca.

  34. Se esperará que pongas en primer lugar tu trabajo, antes que cualquier otra parte de tu vida, en tu lista de prioridades.

  35. Nunca se te felicitará en tu trabajo.

  36. Se espera que trates a tus superiores como auténticos maestros y nunca contestes mal, busques excusas, empieces una conversación o muestres cualquier otro tipo de insubordinación, incluso si crees que no tienen la razón o creas que su comportamiento contigo es inaceptable.

  37. Será muy difícil ver a tus amigos cocinar.

  38. Tu madre dejará de cocinar para ti porque se sentirá avergonzada.

  39. Se espera que cocines para las celebraciones familiares como Navidad TODOS LOS AÑOS. Afortunadamente, al menos uno de cada dos años estarás trabajando en Navidad.

  40. Al menos una vez cada dos años, o quizás todos los años, trabajarás en Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Pascua, San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, demás festivos, Halloween, el día de tu cumpleaños, y seguramente cualquier otra celebración del calendario.

  41. Tendrás que trabajar muchos años, en insignificantes puestos antes de tomar un mínimo nivel de autoridad en tu trabajo.

  42. A mejor restaurante es, mayor es el número de horas que harás, más presión tendrás encima, llevarás un estilo de vida menos saludable, más rápido desarrollarás una adicción, más competitiva se convertirá la gente que te rodea, dormirás menos horas, comerás menos, etc.

  43. Constantemente cometerás errores, y cada vez que cometas uno, alguien se dará cuenta y te hará entender que debes de ser infrahumano, porque sólo los infrahumanos cometen esa clase de errores.

  44. Si eres mujer, constantemente serás sujeto de comentarios misóginos y bromas machistas, acoso sexual, menosprecio y comentarios sobre tu ciclo menstrual.

  45. Ninguno de tus amigos o familiares entenderán que le ves a tu trabajo y tu no serás capaz de hacerles entender.

  46. Gastarás un montón de dinero en equipamiento y menaje, libros, comer en buenos restaurantes, etc; que no te dejará mucho dinero para el resto de cosas.

  47. Desarrollarás una escalofriante obsesión por los cuchillos.

  48. Si eres pastelero, desarrollarás una escalofriante obsesión por las cucharas.

  49. Tendrás sarpullidos en partes del cuerpo debidos a la mezcla de calor, sudor y fricción que no curarán bien y algunas veces se infectarán y casi siempre serán babosas y picarán la mayor parte del tiempo.
  50. Si eres esta clase de persona, agradecerás a tu estrella de la suerte todos y cada uno de los días de tu vida por hacerte tomar la mejor decisión que nunca has tomado y tomar el camino de un  Chef. Te enamorarás de trabajo y nunca mirarás atrás.

¿Con cuantos puntos te sientes identificado? ¿qué opinas? :)

Versión original, no sé quien la escribió pero me quito el sombrero.

 

Fuente: marchavale.com

 

sábado, 7 de mayo de 2011

Andrés Landaeta (@aecocina): Cocina de Emergencia: Envoltini de Pollo Relleno con Queso Roquefort.

 


¡Muy buenos días queridos lectores!
 
 
 
El día de hoy quería hacerles llegar una receta clásica y muy suculenta, tomando en cuenta que mañana es el día de Las Madres, ya que son lo más hermoso aparte de los hijos que tenemos. Vamos a preparar un Envoltini de Pollo Relleno con Queso Roquefort, una receta práctica y sencilla.
 
Envoltini
 
Ingredientes:

sábado, 23 de abril de 2011

Andrés Landaeta (@aecocina): Cocina de Emergencia: Estofado de pollo

 
¿Cómo están queridos lectores?
 
Siempre que se prepara un estofado, entre los ingredientes el pimentón en polvo, algún colorante o aditivo para darle color a la preparación. En esta oportunidad les voy a enseñar un método que se usaba mucho en cocina y que le brinda al estofado un color original y un sabor muy tropical. ¿El método? A leer la receta y a realizarla para que vean los resultados; además, es práctica y muy rápida de preparar.

 
Estofado de Pollo
  • Pollo entero y despresado.
  • Azúcar
  • Papas
  • Zanahorias
  • Pimentón
  • Cebolla.
  • Cebollín.
  • Cilantro.
  • Ajo.
  • Sal.
  • Pimienta
Procedimiento:

  • En un caldero agregamos aceite, calentamos, agregamos azúcar (de 3 a 4 cucharadas) y revolvemos.
  • Esperamos que comience a quemar el azúcar y cuando ya comience a quemar agregamos el pollo sin moverlo.
  • Pasado 4 minutos comenzamos a voltear las piezas para que doren del otro lado, esperamos 4 minutos más.
  • La preparación va a comenzar a desprender agua así que procederemos a bajar el fuego.
  • Las papas se cortan en cubo y se fríen antes de agregarlas al estofado para evitar que se deshagan.
  • Las zanahorias también las picamos el cubo; igualmente picamos el resto de los vegetales y los reservamos para agregar en el momento justo.
  • Cuando el estofado haya botado su jugo, procedemos a agregar la zanahoria y los demás vegetales, menos la papa y el cilantro.
  • Si observamos que falta líquido, agregamos caldo poco a poco hasta lograr suficiente jugo.
  • Luego agregamos sal y ajo a nuestro gusto,y después la pimienta para equilibrar los sabores.
  • Pasado 25 minutos a fuego bajo, agregamos las papas en cubos, con la ayuda de la cuchara volteamos las presas y agregamos el cilantro. Tapamos la preparación y ¡listo!
 
Recomendaciones del cocinero.
 
Al momento de hacer arroz siempre se acostumbra que hay que lavar el arroz y comenzar la cocción desde el agua fría; también que por cada medida de arroz son dos de agua, entre otros tantos consejos de cocina que hemos escuchado. Pero hay otro método para preparar arroz y es el siguiente:
 
Comenzamos calentando el agua hasta que rompa hervor agregamos el aceite al agua y la sal. Con el agua hirviendo agregamos el arroz tratando que la cantidad de arroz sea cubierto por el agua (al menos una pulgada). Seguimos con la cocción y revolvemos con la ayuda de una cuchara y la tapamos. Luego, cuando ya no observemos agua en la superficie del arroz bajamos el fuego al mínimo, tapamos hasta el momento que el arroz esté listo.

 
Como siempre digo: Ideas , Inspiración y Creatividad.... Cada plato que presentamos es el resultado de lo que somos.
 
Hasta la próxima semana.
 
Andrés Eloy Landaeta
Chef Apetizzer
0426 400 42 58
Facebook: Andrés Eloy



sábado, 9 de abril de 2011

Andrés Landaeta (@aecocina): Cocina de Emergencia: Boquerones Rellenos con Wakame y Toping de Masago.

 

Andrés E. Landaeta¡Muy buenos días queridos amigos!


Para esta semana les tengo algo muy sencillo y rico de preparar que tiene como base a la sardina. Para algunos, hablar de sardina es pasar la página muy rápido, pero deben saber que este pez pertenece a los peces azules que otorga un alto valor nutritivo para toda persona sana.
 
He trabajado la sardina para transformarla en un delicioso y muy exquisito pasapalo: Boquerones Rellenos con Wakame y Toping de Masago.

 
Antes de pasar a la receta, les enseñaré a deshidratar las sardinas. Cuando las compren, pídanlas enteras y, al llegar a casa, comiencen a escamarlas con paciencia y mucho cuidado bajo el chorro de agua fría. Luego de eso, pónganlas a escurrir.
 
Proceso de Cubierta con Sal Común
 
Mientras se escurren, en una bandeja pequeña agreguen sal refinada seguido de una capa de sardinas, luego agregan abundante sal y colocan otra capa de sardinas, así hasta terminar. La última capa debe ser de sal. Coloquen encima una tapa y déjenlas en un ambiente fresco por unas 8 horas. Durante ese tiempo y cada 45 minutos deben eliminar el exceso de agua con mucho cuidado para evitar que la sardina la absorba nuevamente. Ahora sí procedamos a hacer la receta.
 
Boquerones Rellenos con Wakame y Toping de Masago
 
Ingredientes:

  • 500 kg Sardinas Frescas.
  • 200 gr Wakame.
  • 100 gr Masago ( Huevitos de Cangrejo)
  • 500kg Limón.
  • 500 ml Vinagre de Vino.
  • Sal.
  • Ajo.
  • Aceite de Oliva.
  • Pimienta Guayabita.
 
Procedimiento:

  • Una vez deshidratada las sardinas -proceso que expliqué antes y que encontrarán en la parte superior de la receta-, lávenlas y filetéenlas. Expriman los limones hasta obtener la cantidad necesaria para cubrir todos los filetes con el limón y el vinagre de vino.
  • Los ajos los filetean y los colocan dentro del líquido, por último cubren con el aceite de oliva. Todo esto es recomendable hacerlo en un envase de vidrio previamente esterilizado.
  • Para el armado van a tomar una sardina y una porción de wakame. La enrollan en forma de un rolls y luego le colocan el toping de masago.
 
Consejos del chef:

 
Hoy les comentaré sobre algunos mitos que hay en la cocina sobre la cebolla, bulbo que posee muchas propiedades, además hay estudios que han demostrado que su consumo influye en la disminución de la aparición de las células cancerígenas en el estómago. Uno de ellos es “cómo hacer para que la cebolla no me haga llorar”. Respuesta definitiva a esto no hay, pero sí unos buenos consejos para hacer este trabajo más llevadero:
  1. Cuando estén preparando una comida que contenga cebolla, píquenla de último para evitar que su olor se disipe en toda la cocina.
  2. Cuando la fallan a cortar, usen un cuchillo afilado, esto impiden que machuquen el vegetal y salga más líquido que es lo que ocasiona el picor en los ojos.
  3. Para hacer los cortes correctamente, hagan referencia a lo siguiente: La cebolla se corta perpendicular, fíjense en las rayas que se asemejan a los husos horarios de la tierras, el cuchillo debe pasar por ellos y llevándolo diagonal.
  4. Una vez terminado el corte, coloquen la cebolla en un envase con tapa y resuelto el problema.

Como siempre digo: Ideas , Inspiración y Creatividad.... Cada plato que presentamos es el resultado de lo que somos.
 
Hasta la próxima semana.
 
Andrés Eloy Landaeta
Chef Apetizzer
0426 400 42 58
Facebook: Andrés Eloy



sábado, 26 de febrero de 2011

Andrés Landaeta (@aecocina): Cocina de Emergencia

clip_image002

¿A dieta? Entonces a preparar esta especial Tartaleta

Nada más grato que compartir una buena conversa con un grupo de amigos, y estas reuniones siempre van acompañadas con algo para picar o beber. Pero muchas veces, estos momentos pueden generar consecuencias no tan gratas en nuestra figura, incluso causarnos un poco de angustia si estamos en algún régimen especial.
 
Si somos los invitados, recurrimos al consumo mínimo de pasapalos, pero si somos los anfitriones tenemos mucho a nuestro favor,más de lo que se imaginan.
 
La versatilidad de los alimentos básicos, combinada con nuestra creatividad culinaria, nos permite elaborar fáciles abrebocas nutritivos, económicos y bajos en calorías, sin dejar a un lado nuestro paladar gourmet.
 
En esta oportunidad les presento una receta que cubre lo anteriormente mencionado y que nos permitirá disfrutar de la reunión sin sentimientos de culpa. Les dejo la receta de unas Tartaletas a base de plátano verde combinada con avena en hojuelas, rellenas con una base de queso de cabra mezclado con un toque de azúcar y acompañada con un poco de escabeche de berenjena, receta que les expliqué la semana pasada.

Ingredientes para las Tartaletas:
  • 01 plátano verde.
  • 150 grs. de avenas en hojuela.
  • 50 grs. de mantequilla.
Ingredientes para la Crema de Queso de Cabra:
  • 150 grs. de queso de cabra cremoso.
  • 50 grs. de Ciboulette (cebollín fino)
  • 25 grs. de azúcar.
  • Sal.
  • Pimienta.
 
Preparación:
Para Preparar la Tartaleta:
Hervimos el plátano verde con un toque de sal en el agua. Pasado su tiempo de cocción ( 25minutos), y aún caliente, procedemos a triturarlo; si observamos que el plátano se comienza a poner muy duro, le agregamos un poco del agua donde lo cocinamos. Luego agregamos la mantequilla para suavizar la papilla.
 
Agregamos la avena poco a poco hasta obtener la textura deseada para formar las tartaletas en sus moldes, lo llevamos al horno y cocinamos 25 minutos o hasta observar que estén doradas. Las sacamos y dejamos reposar.



Para la Crema de Queso de Cabra:
En un bol agregamos el queso de cabra y, con la ayuda de un dedo mágico, esparcimos por las paredes el bol para agregar el azúcar y el Ciboulette en toda la preparación. Batimos hasta obtener una crema untuosa y dejamos reposar.
 
 
Una vez lista la crema de queso de cabra, colocamos una cucharada de ésta en la tartaleta y la acompañamos con un poco de escabeche de berenjena. Servimos en una bandeja y ¡buen provecho!
 
Hasta la próxima semana amigos.
Andrés Eloy Landaeta
Chef
Facebook: Andrés Eloy
 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...