Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de septiembre de 2018

El #VINO francés, tesoro preciado de Hitler

De cómo los galos defendieron con uñas y dientes lo mejor de sus bodegas
 
“Ser francés significa luchar por tu país y por su vino” (Claude Terrail, propietario de La Tour d’Argent).

Con esta declaración de intenciones queda claro que el espíritu francés está entregado al vino, es parte protagonista de su grandeur, y que en su ADN está defenderlo hasta el extremo.

Cosecha en Champagne (Moët & Chandon). Octubre de 1941© Getty Images

Por eso, cuando una de las mayores amenazas que puede sufrir un país, la guerra,se cernió sobre el pueblo galo, el vino también pasó a ser una de las preocupaciones de la resistencia de sus gentes.

El oscuro episodio de la Segunda Guerra Mundial dejó en Francia multitud de historias, pequeñas y no tanto, sobre cómo los galos defendieron con uñas y dientes lo mejor de sus bodegas del incansable saqueo alemán entre 1940 y el fin de la ocupación.

Algunas reglas sobre el maridaje

Tengo a la mano el correo que muy gentilmente me envió una persona en que me pregunta qué es eso del maridaje. Vamos a hablar del arte supremo de combinar vinos y comidas en forma armoniosa y entender que no todos los vinos se llevan bien con los alimentos.

Photo by Kamil Kalbarczyk on Unsplash

Según Wikipedia, el maridaje entre el vino y la comida es el proceso de “casarlos” con la intención de realzar el placer de consumirlos. Yo le agrego que es el acto por el cual la gente solo disfruta la comida con la bebida, ya que, como dice mi buen amigo René Rentería, “el vino es goce, no pose”, frase que queda acuñada para la inmortalidad, tanto como lo fue “In vino veritas”, que dijo Plinio el Viejo miles de años antes de Cristo.

El concepto de disfrutar el vino con la comida es el perfecto maridaje. Hay muchas razones por las cuales las combinaciones no son las correctas. Algunos vinos actúan de diferente manera con determinadas comidas. Por ejemplo, casi todos piensan que con una pasta puede ir un vino blanco, pero un blanco tipo Chardonnay, con cierta acidez, no podría acompañar una pasta con salsa bechamel o Alfredo, ya que su cremosidad no va bien con la acidez del vino. En pocas palabras, es como echarle jugo de limón a una taza de media crema.

Cómo entender el aroma del #VINO

La elaboración de vinos ha evolucionado mucho en las dos últimas décadas, donde la tecnología ha hecho su aporte.

Uno de los aspectos más interesantes a la hora de catar un vino, son los aromas que se perciben en la copa, característica que lo hace único. Esta tarea de concentrar los aromas y conseguir que el vino muestre su mejor versión es obra del enólogo, el cual en función de la materia prima que es la uva, realiza una serie de acciones con el fin de que podamos descubrir en la copa la esencia no solo de la vid, sino también de la tierra donde ha sido cultivada.

En el aroma es donde está la identidad de un vino. // FERNANDO PARRA

Los aromas que podemos encontrar en un vino vienen marcados por tres aspectos fundamentales, el primero de todos es la propia uva o más concretamente, la variedad que se va a utilizar. Hay una infinidad de variedades de uva en el mundo y esto hace que existan multitud de aromas y matices en un vino.

No se puede hablar de gastronomía sin hablar de vino

El vino, como ninguna otra bebida, es un elemento insustituible en la gastronomía que, si se combina sabiamente, mejora la calidad de cualquier menú

No se puede hablar de gastronomía sin referirse al vino, compañero e incluso ingrediente de muchos platos. El vino, como ninguna otra bebida, es un elemento insustituible en la gastronomía que, si se combina sabiamente, mejora la calidad de cualquier menú.



Cuando se da el feliz encuentro entre vino y comida, tiene lugar un precioso intercambio de valores. Un gran vino puede, él solo, elevar un buen plato a manjar de los dioses.

Mientras el vino exalta la obra del cocinero, ésta descubre todas las virtudes del primero. Es una sinfonía de sabores que provoca el perfecto deleite del paladar.

El exótico #VINO azul español pega el salto a Francia

El llamativo vino azul que nació en España encuentra un nicho de mercado en los bares más vanguardistas del sur de Francia

El vino primero entra por los ojos. La contemplación del color rojo oscuro, virando al negro, es una breve ceremonia que todo amante de esta bebida disfruta con calma. Con los blancos y rosados no se da la misma emoción cromática, pero…¿qué pasa cuando el vino es azul?

Vindigo, el vino azul de Almería que conquista el sur de Francia.


En 2016 unos jóvenes de Portugalete decidieron romper moldes y crearon Gïk, reconocido como el primer vino azul del mundo. Era una bebida natural, no es que fuera teñida con colorantes artificiales. El ‘truco’ está en incluir en la preparación la suma del pigmento de la piel de la uva, antocianina, que causa un intenso color azul añil.

También incorpora indigotina, un pigmento de la planta isatis tinctoria, al que se le añade edulcorante no calórico, pero no azúcar como a los vinos tradicionales, lo que le confiere un sabor dulce pero no empalagoso. 

Desembarco en Francia

El #VINO caro saca pecho y gana la batalla a la cerveza

El eterno enfrentamiento entre vino y cerveza no tiene fin. Los españoles consumen en sus hogares estos dos productos, sin embargo, hay algunos aspectos como el precio que declinan la balanza de un lado: los españoles gastaron un 2,7% más en vino durante el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 237 millones de euros (por encima de los 220 millones de la cerveza). Síntoma de que el consumo en el sector del vino se recupera tras años complicados.



El consumo en España experimentó en 2016 por primera vez un aumento, según los datos del Observatorio Español de los Mercados del Vino. La demanda registró una tasa de crecimiento del 2,5% al 4%, hasta alcanzar un total de 9,8 millones de hectolitros.

Y en el inicio de 2017 los datos son alentadores. Durante los tres primeros meses del año se cerraron con una estabilidad en el consumo, un 0,7% menos, hasta los 89 millones de litros, pero con un mayor gasto, debido al aumento de los vinos con Indicación Geográfica Protegida (IGP) o de la tierra, según los datos publicados por el panel de alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, analizados por el observatorio.

¿A qué sabe el vino sin alcohol?

¿A qué sabe un vino sin alcohol? La respuesta, para muchos, es mejor no conocerla. El prejuicio de que el vino desalcoholizado “no sabe a nada” está bastante extendido. Sin embargo el vino sin alcohol está de camino a conseguir lo que la cerveza logró hace décadas: sabor y aceptación.

Vino sin alcohol Win 0.0 


“La cosa ha cambiado mucho en estos años, cada vez hay menos diferencias con el vino normal”, dice Teresa Muñoz, responsable de comunicación de Bodegas Matarromera. Instalada en la Milla de Oro del Ribera del Duero, esta bodega lleva años trabajando para acercarse a aquel público que por muchas razones no puede tomar alcohol.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Para proteger el #CEREBRO: tres litros d c#CERVEZA o #VINO a la semana

Lo afirma un estudio, que también descubrió que tanto pasarse de esa media como no tomar nada en absoluto incrementa el riesgo de demencia.

Ni nada ni, mucho menos, demasiado. Parece que beber alcohol tiene una media que puede ser beneficiosa para la salud, pero más o menos que esa medida puede traer trastornos mentales. Así lo afirma un estudio de la University College London, en Inglaterra.


Se desconoce el porqué el alcohol tiene efecto protector.



La investigación, cuyos resultados fueron publicados en el BMJ, descubrió que aquellas personas que eran abstemios hacia la mitad de su vida tenían un 47 por ciento más de probabilidades de desarrollar la condición de desgaste cerebral. Pero el riesgo también aumentó en un 17 por ciento por cada tres bebidas adicionales por encima de seis (pintas). No se sabe por qué la bebida moderada tiene un efecto protector.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Cómo degustar y disfrutar vinos sin fallar en el intento

Adentrarse en el mundo del vino puede realizarse de dos formas: una es acompañado, es decir, tener un tutor que te guíe, que conozca la cultura del vino; y la otra es andar en solitario, o sea, ser autodidacta. Aunque los dos caminos son buenos, el primero es mejor que el segundo, según recomienda el sommelier y winemaker de Vinícola Hasen, Juan René Martínez Díaz, quien también es docente en la carrera de Gastronomía y Administración de Negocios de la Universidad Cuauhtémoc.



Por esta razón, René nos da algunos consejos para iniciarse en la apreciación de esta bebida, los cuales comparte con sus alumnos en la clase de Enología, Maridaje y Análisis Sensorial.

  1. Inicia con blancos sin barrica, jóvenes, frescos y con buena acidez. Las uvas son Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling, Macabeo. Hay que probar al menos 10 etiquetas.

#VINOS dulces y sus características

Entérate de todo lo que debes saber de los vinos dulces y su elaboración.

Muchos amamos los vinos, en especial los dulces, pero, ¿qué tanto sabes sobre ellos?



Los vinos dulces a diferencia de los secos o semisecos se caracterizan por tener un alto contenido de azúcares.

Prosecco vs. Champagne, ¿cuál es la mejor manera de diferenciarlos?

Sin importar la ocasión los vinos espumosos siempre son una buena opción de bebida, y es que son ideales para celebrar algún evento especial (y los más ricos), pero a veces puede ser algo confuso encontrar la diferencia entre uno y otro.


Es un hecho que aunque comparten algunas características, como las burbujas, no todos son iguales, aquí te decimos cuáles son las principales diferencias entre la champagne y el prosecco.

8 consejos básicos para degustar vino

En La Cocina del Vino, la sommelier Fernanda Orellano aborda al vino desde sus sabores, su origen y su importancia cultural. Además, brinda opciones de maridaje y muy buenos tips.

La Cocina del Vino. Del viñedo a la mesa, sin escalas es el tercer libro de la sommelier Fernanda Orellano. En sus páginas propone un recorrido didáctico por las idas y vuelta del vino con un estilo informal para un “consumidor que bebé, cocina, lee, come, twittea, te acepta y te rechaza; un consumidor fascinante que no descansa un solo día”.




En sus 10 capítulos, explica qué es el terroir, cómo son los vinos del viejo y nuevo mundo, las características y ciclo de vida de la vid, los vinos argentinos, los varietales y cómo armonizarlos, las catas y degustaciones, la historia y actualidad de la bebida en el país, la enología y los actores del mundo vitivinícola. La cocina, socia principal del vino, está presente en cada episodio. Además, Fernanda propone el maridaje ideal para algunas de las etiquetas de las bodegas locales más conocidas.

CÓMO DEGUSTAR VINOS

Cómo reconocer un vino falso

El último gran golpe al mundo del vino, la falsificación de Vega Sicilia y Pingus en la que estaba envuelto el restaurante Don Álex de Cerceda, es solo la punta del iceberg de un problema que lleva desde el Imperio Romano sacudiendo a este sector y que mueve casi 3.000 millones de euros

Cuando los medios de comunicación dieron, hace poco más de un mes, la noticia de que en el exclusivo restaurante Don Álex de Cerceda la policía había encontrado 1.600 etiquetas de vino falsificadas, sellos, tapones, troqueladoras y cajas de embalaje con marcas relacionadas con la trama de falsificación de Vega Sicilia y Pingus, saltaron las alarmas. Fueron muchos los que se replantearon cuántas veces desde que se embarcaron en la aventura del vino les habrían dado gato por liebre en catas y restaurantes a sabiendas o no. Igual que se echaron las manos a la cabeza pensando en las inversiones realizadas para tener los vinos más cool en su bodega de andar por casa. Pero nada más lejos de la realidad, ya que aunque se estima que dentro de este mercado las falsificaciones mueven casi 3.000 millones de euros, en la mayoría de casos el fraude se comete con vinos pensados para coleccionistas privados con botellas que suelen superar los 1.000 euros. El común de los mortales puede estar más o menos tranquilo, sin dejar de estar alerta.



En constante intranquilidad, precisamente por la facilidad que se le atribuye a la falsificación de vinos, han vivido grandes personajes a lo largo de la historia, pues esta práctica ha estado presente en todos los períodos, más si se tiene en cuenta que la regulación brillaba por su ausencia. Que se lo digan sino a Plinio el Viejo. Célebre por frases como «en el vino está la verdad», el científico y militar romano vivió obsesionado con la invasión de vino fraudulento en la Roma imperial, señalando la imposibilidad de que hubiera existencias inagotables de vino falerno (del que se dice, fue el primero con denominación de origen).

El mejor vino español se escribe con las erres de Rioja, Ribera, Rueda y Rías Baxas

Son los más populares, los que más suenan y los que más venden; copan lineales, tiendas especializadas y cartas de restaurantes. También son los que más se exportan. Estos son los secretos de cuatro regiones imprescindibles

Rioja, Ribera del Duero, Rueda y Rías Baixas son nuestras denominaciones más internacionales y las zonas que primero aparecen en la mente de cualquiera si piensa en tintos y blancos españoles. Son las más populares, las que más suenan y las que más venden; copan lineales, tiendas especializadas y cartas de restaurantes. Estas son las cuatro zonas conocidas como ‘las erres del vino español', ya que coincide que las cuatro empiezan por esa letra. Más erres: son también denominaciones refugio y recurrentes y tiene su explicación.

Blancos y tintos inconfundibles (iStock)


Durante la crisis fueron las DO menos perjudicadas: los consumidores lass consideraron un valor seguro

En época de crisis han sido la apuesta segura porque eran los que vinos que se vendían, no había lugar para pruebas o a experimentar, ni por parte del consumidor ni del elaborador. Es por eso que en aquellos malos tiempos, que a todos afectaron, las elaboraciones amparadas por estas DO fueron las menos ‘perjudicadas’ porque se seguían consumiendo. Un valor seguro gracias a su popularidad. La misma razón por la que es habitual que uno se incline por los vinos de estas zonas cuando no sabe qué pedir o no conoce las marcas que propone una carta. Optar por lo conocido, otra clave de su éxito.

La irrupción del Albariño

jueves, 6 de septiembre de 2018

6 tips para descubrir si un #VINO está malo

“¿Estará malo o es mi paladar?", muchas veces, tras probar un vino, aparece ese interrogante. Por eso, compartimos 6 tips que te ayudarán a saber cuál es la respuesta correcta.

“Está picado” decían en otra época, así se referían a los vinos en mal estado. Si bien gracias a las modernas técnicas de vinificación es muy poco común que salgan al mercado etiquetas con defectos, no deja de ser verdad que un vino es un producto vivo, que evoluciona en la botella, y, si estuvo mal conservado -bajo el sol, con calor, etc.- los efectos se perciben en la copa.



Claro que no siempre es fácil de comprobar, por supuesto la lógica es buena consejera. Si el vino tiene olor desagradable o color muy opaco, sospechar no está mal. De todas formas, le pedimos a la sommelier Regina Smoglie que nos diera algunos tips para saber cuándo es necesario reclamar:

*Tiene aroma a moho y humedad. En nariz se percibe como un olor a placard viejo. Se da por la presencia de Ácido tricloroacético (TCA).

Cómo catar vino sin tener ni idea

Un experto nos da las claves para parecer que eres una 'crack'.

Te gusta el vino, pero no sabes distinguir un Don Simón de un Vega Sicilia y eso te agobia cuando quedas con tu grupo de amigos entendidos. Si es tu caso, tranquila, porque a partir de ahora saldrás de tu ignorancia, en cuanto a este asunto se refiere, gracias a las claves que nos ha dado Fernando Gurucharri, Presidente de la Unión Española de Catadores. Prepárate para mover la copa como nadie.

GETTY IMAGES
VESNA JOVANOVIC / EYEEM


Una vez servido, debemos fijarnos en…

El color: "Cada tipo de vino lleva asociada una tonalidad diferente. Resumiendo, en
los blancos va desde el amarillo pajizo, cuando es joven, al oro cuando es crianza. Si es rosado, el color debe ir desde el salmón al rosa y los tintos deben ir de los violáceos, si son jóvenes, a los tejas de crianza. Por último, los generosos se mueven en la gama del oro, marrón y ámbar.

Maridaje, ¿por qué vale la pena intentarlo?

De los defensores del libre albedrío a la hora de combinar alimentos y vinos hasta los estrictos que bregan por la rigidez; lee la nota y enterate todo lo que necesitas saber sobre el maridaje.

El maridaje se debate entre el esnobismo y la lógica; mientras que para algunos “sobre gustos no hay nada escrito” y todo es válido a la hora de combinar vinos y comidas, para otros vale la pena adscribirse a ciertas reglas que no fallan.



“A las pruebas me remito”, diría un abogado, es que basta un experimento casero para comprobar la influencia mutua entre el vino y los alimentos. Solo es necesario comer algo simple, como un trozo de fruta o un pedacito de queso, y luego beber un sorbo de vino, esa experiencia arrojará determinadas sensaciones en boca; luego habrá que repetir el proceso, pero con un vino totalmente diferente (otra cepa, otra crianza, etc.), el resultado será distinto.

El qué, cuándo y por qué de un vino fortificado

Forman una rara elite para paladares curiosos que, en nuestro país, encuentran unos pocos ejemplares. Una guía para todas las preguntas.

En Argentina son raros. En el mundo, un poco menos. Los hay de muchas variedades, pero el corazón del asunto se juega en un puñado de tintas portuguesas (Touriga nacional y franca) y españolas (Palomino, Pedro Ximénez). ¿Qué son los vinos fortificados, pero sobre todo, cuándo y por qué beberlos?



El qué de la fuerza


Hace unos cuarto siglos, cuando los destilados todavía eran cosa de alquimistas, los importadores de vino británicos que trabajaban en Portugal se dieron cuenta de algo curioso: si enriquecían los vinos con alcohol agregado, el vino llegaba bien a destino. Incluso mejor que como lo habían empipado –no se exportaba en botellas, sino en barriles o pipas–. Y así, como quien no quiere la cosa, el oporto llegó a Inglaterra y al mundo.

Los vinos y ginebras rosas son para el verano

  • Un toque dulce o un color glamuroso, claves que explican la moda
  • Los rosados estilo provenzal han marcado la tendencia
  • Puerto de Indias, esencial para la instauración las ginebras rosas
El color rosa cada vez toma más presencia en las copas de vino, champagne o balón. Siempre que la cerveza lo permita, las conocidas como las ginebras rosas y los vinos y espumosos rosados ganan protagonismo en el momento que el sol aprieta y las vacaciones se acercan. Un carácter fresco, un golpe alcohólico menor, un toque dulce o un color que evoca glamour son algunas de las claves que explican esta tendencia.



Los vinos rosados


Jordi Monroig, director de marketing de Primeras Marcas y brand ambassador del champagne Louis Roederer, explica que esta tendencia viene de los "rosados de Provenza y en concreto el Domaines Ott, el vino rosado más famoso del mundo que fue elaborado por un alsaciano amante del vino blanco que buscaba un rosado con estructura de blanco". Un objetivo que tuvo como consecuencia la obtención de vinos "rosados con un perfil menos afrutado, más en la línea de un vino blanco y un color piel de cebolla". Un tonalidad más pálida que marca la tendencia actual y que "ha provocado que en España la mayoría de productores de vino y cava rosado hayan hecho palidecer sus vinos", añade.

Llega el calor ¿A qué temperatura tomamos el #VINO?

Se acercan unos meses en los que las temperaturas aumentan, un momento en el que siempre nos preguntamos: ¿a qué temperatura tomar el vino? La mejor temperatura para el vino tinto es entre los 16 y los 18 °C mientras que para los blancos está entre 7 y 10 °C. Y algo importante: la mejor manera para que el vino coja temperatura sin que se modifiquen sus propiedades es introduciéndolo en una cubitera o con una toalla húmeda.

La temperatura del vino - Foto Corporación Vinoloa


Ahora que el calor ya parece que coge fuerza, hay que tener en cuenta que el vino tiene que servirse a la temperatura correcta: no son iguales los grados que necesita el vino blanco que los del tinto o el rosado. Por ello, Corporación Vinoloa, empresa dedicada a la distribución de vino con marcas propias, ha querido recordar las temperaturas óptimas de consumo para cada tipo de vino.

¿A qué temperatura tomamos el vino?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...