Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de julio de 2017

Aprende a disfrutar el vino dulce

Manual para descubrir el secreto de los vinos dulces, los más populares y cómo encontrar a su pareja ideal en la mesa

Siempre es un buen momento para disfrutar de un rico vino dulce. Los confites y postres tradicionales son la mejor opción para acompañar con un gran vino dulce, pero hay otras opciones.

Te mostramos a continuación cuál es el secreto de los vinos dulces, cuáles son los más populares y cómo encontrar a su pareja ideal.


¿Qué es el vino dulce natural?


Las condiciones climáticas de regiones cálidas, como España, hacen que las uvas tengan azúcar suficiente para dar finalmente una graduación alcohólica adecuada.

Un vino dulce natural es el que contiene una cantidad de azúcares procedentes de la uva superior a 45 g/l.

Deja que decante

Muchas veces nos cruzamos con un decantador sin saber realmente de qué se trata. Es ese botellón de vidrio que en la casa de una tía puede estar actuando como un florero. ¿Pero para qué sirve ese pintoresco y llamativo adminículo?

En primer lugar, el decantador sirve para que se precipiten los sedimentos que se encuentran en una botella de vino que tienen una larga maduración. Se vuelca el contenido en él, dejando que los sedimentos bajen para después servir directamente y evitar que los mismos se trasladen a la copa molestándote en boca al tomarlo.

Decantador de vinos | Foto: Shutterstock


¿Y cómo pasamos el vino al decantador? Si contamos con una botella que tenemos guardada hace varios años, es bueno que un buen tiempo antes de descorcharla y pasarla al botellón, pongamos de pie ese vino que reposó acostado por mucho tiempo. Hay que dejar que los sedimentos bajen, recostar el decantador y permitir que el vino se deslice delicadamente por las paredes para que no sufra ningún tipo de estrés.

Blancos (y tintos) de verano: ¿a qué temperatura debemos tomarlos?

Con la primera ola de calor del verano se abre la temporada de las bebidas frías. Si eres más de vino que de cañas, debes aprender los trucos para tomarlo a su temperatura ideal. Te los contamos

Hace calor. Es un anticipo del verano, un aviso de lo que está por llegar, un recordatorio de que pongamos nuestras barbas a remojar. Y puestos a remojar, si la bebida escogida es vino, conviene saber cuál es la temperatura ideal a la que lo debemos beber para que nos resulte refrescante, pero sin perder su carácter y personalidad. Le pedimos a la sumiller Rut Cotroneo que nos guíe en este viaje por los vinos de verano

Vinos fresquitos.

La primera duda es la de si será correcto, en un mismo vino, tomarlo a diferente temperatura según haga frío o calor. En este sentido, la experta nos aclara que "cada vino tiene su temperatura ideal, que es la misma a lo largo de todo el año. Eso sí, como habitualmente hay un rango de unos dos grados arriba o abajo, es natural que en verano, cuando hace calor, optemos por tomarlo esos dos grados más fresco y en invierno al contrario. Son dos grados con los que podemos jugar y no solo por el calor, sino también por nuestro estado de ánimo o, sencillamente, por nuestros gustos". El problema surge en días o situaciones de mucho calor para lograr mantener esa temperatura, especialmente en blancos y rosados (que no deben superar los 8 grados) ¿Cómo lo haremos? "De entrada, echando poco vino en la copa, ya que se va a calentar muy rápido. Y después jugando con el agua y el hielo en la cubitera".

Blancos y rosados: fríos, pero no tanto


¿Cuál es su temperatura ideal?

¿Cómo elegir un #vino cuando sales en una #cita?

Un buen vino acompaña la cena, estimula la conversación y mejora toda la experiencia.

Llegó el día de esa cena especial. Es probable que conseguir una mesa en el restaurante de moda no haya sido fácil, pero ahí estás, con la persona con la que tantas ganas tenías de estar. También llega la hora en la que el mesero a cargo de tu mesa les entrega la carta de vinos. Un momento incómodo para cualquiera que no sea enólogo o sommelier, porque incluso con algo de entrenamiento en la materia (/bon-vivant/vinos/articulos/como-ser-un-experto-en-vinos/6573) se pueden mostrar dubitativos ante las miles de etiquetas vinícolas que existen hoy en el mercado.

Foto: iStock


El futuro del resto de la velada no depende exactamente de esa decisión, pero sí tiene el poder de potenciarla. Un buen vino acompaña la cena, estimula la conversación y mejora toda la experiencia. En lo personal me gusta compartir la responsabilidad con mi acompañante y decidir juntos el tipo de uva y región, que vamos a disfrutar, pero, ¿bajo qué criterios?

Por ello, entrevisté con Alexandre Langlois —un sommelier francés quien tiene años trabajando en la elaboración y producción de vinos en el sur de Francia, Sudáfrica y principalmente México— para ayudarnos a dilucidar ese instante clave en una cita.

#Vinos de #Arlanza, una historia diferente #España

La Denominación de Origen Arlanza ha mostrado la singularidad de sus vinos a los profesionales en Madrid. Con el nombre “Vinos de Arlanza, una historia diferente” presentó 38 de sus vinos más representativos de la mano de sus elaboradores.


La Denominación de Origen Arlanza celebró el 29 de mayo su décimo aniversario como Denominación de Origen con la presentación en Madrid de sus vinos más representativos en el Hotel Iberostar Las Letras Gran Vía, ubicado en pleno centro de la ciudad.

Bajo el título “Vinos de Arlanza, una historia diferente” profesionales del sector pudieron degustar una amplia representación de los vinos de la joven zona productora, obteniendo así una visión detallada de la situación actual de los vinos de este rincón de España.

El vino más curioso del mundo

Cuando pensábamos que el vino azul –que ya no puede llamarse vino– o los guiños de Pepsi al kalimotxo eran el no va más en el mundo de la innovación enológica, resulta que ya hay un nuevo invento en el mercado. Se llama Poet y presume de ser -atención- el primer vino con té del mundo.



¿Vino y té? Pues sí, esa es la curiosa receta de las tres variedades de Poet que se han estrenado recientemente en el mercado y que juegan con la combinación de diferentes tipos de uva y té. Un proyecto que llega desde la India de la mano de Tadeo Cortés, que trabaja en el mundo del té, y al que se le ocurrió la idea de combinar estas dos bebidas junto a -según leemos en la información oficial- “Taig, que lleva años desarrollando vinos de autor en distintas bodegas de España”.

¿El mismo Taig Mac Carthy que está detrás del citado vino azul Gïk? No se menciona nada al respecto, pero dado el perfil de estos dos vinos -o lo que sean- no parece una idea descabellada.

miércoles, 19 de julio de 2017

Portugal, sus oportos y otros vinos

Hola a todos. Espero que disfruten estos días de mayo a pesar del calor.

Revisando algunos archivos y correos electrónicos, un amable lector me pregunta por los vinos de poca difusión en México, como es el caso de los vinos procedentes de Portugal.

Foto: Wikimedia

La verdad es que Portugal es un país lleno de contrastes, a pesar de ser el sexto productor mundial de vinos, y puede presumir de ser un país que tiene más superficie de uvas plantadas, un lugar donde sólo se le conoce en el resto del mundo por sus afamados oportos y alguno que otro vino.

Vinos orgánicos, biodinámicos y naturales: ¿cuáles son las diferencias y similitudes?

Son tres prácticas enológicas que definen toda una concepción filosófica y que no pararon de ganar terreno en los últimos años

A nivel mundial, cada vez son más las bodegas que trabajan vinos con estilos que van por un camino diferente a la elaboración tradicional, superando la idea de la moda en vigencia o el gusto particular por ellos.

Con esto nos referimos a cuestiones mas importantes y filosóficas: hablamos ya de un estilo de vida.



Se trata del cuidado por el medio ambiente y del entorno. Además, se enmarca en la tendencia de saber realmente qué es lo que incorporamos a nuestro cuerpo, que cada cobra más fuerza.

Y el vino, justamente, no se queda afuera. Cientos de bodegas han comenzado a implementar estudios y trabajos de sustentabilidad o acciones más específicas, como medir la "huella de carbono".

Y si de productos finales hablamos, el mercado de vinos orgánicos, biodinámicos y naturales es parte de dicha tendencia.

Se trata de un mercado que está cada vez más en auge. Sin embargo, todavía no muchos saben las diferencias entre cada uno de ellos. Por eso, a continuación, detallamos las características diferenciales:

-Vinos Orgánicos

Unos cubitos de hielo al vino... cuándo sí y cuándo no

Con tanto calor se antoja, pero...

El mundo de lujo se ha sofisticado tanto que nos ofrece deleitarnos con detalles exquisitos. El vino es uno de los productos que ha mejorado con la tecnología y la experiencia cada vez mayor de los enólogos y demás productores, y por lo mismo se ha diversificado enormemente.

CHANDON


Podría decirse que hasta en los ambientes más exigentes es divertido relajarse para cometer algunos cuantos faux pas. Al fin y al cabo, muchas cosas tienen que ver con la moda y los gustos personales más que con otra cosa. Lo que sí es recomendable distinguir cuándo sí ser un rebelde o bien resignarse a quedar como un verdadero ignorante.

Las 7 reglas para conservar y servir el vino como un sumiller

Eres un buen amante del vino y quieres ser el mejor anfitrión. Descubre los pasos para servir una botella como un profesional

De entrada vamos a romper con uno de los grandes tópicos: «El vino cuanto más viejo mejor». Relacionar la calidad del vino con su longevidad no es del todo correcto. Igual que hay personas que envejecen mejor o peor, los años no pasan en vano para un tinto, un blanco o un rosado. En general, «los vinos tintos y blancos jóvenes tienen una esperanza de vida de entre 1 y 2 años; mientras que la supervivencia de los tintos y blancos crianza estaría entre los 3 y 6 años. En cambio los tintos de guarda cuanto más viejos mejor, y los rosados son los menos longevos, mejor consumirlos antes de un año», detalla la sumiller Anna Casabona.

Antes de descorchar una botella, deberías seguir unos ‘buenos hábitos’ de conservación. FOTO: PIXABAY

De más a menos importante, estas son las 7 reglas para conservar y servir el vino como un experto:

Temperatura y humedad

Beber un vino por los ojos

La primera impresión de un vino comienza como el amor, por los ojos

El espectro cromático del vino es amplio y extenso. El abanico de colores comienza en el amarillo acuoso y finaliza en el oscuro azabache de un viejo Pedro Ximénez, pasando por brillantes dorados, por grises rosados, por cálidos caobas, por vivos tonos cereza, por el rubí y el ámbar. La lista de matices puede hacerse interminable.



Quede claro que el color de los vinos es totalmente natural pero que las condiciones externas influyen, y mucho, en su tonalidad. De ahí que los blancos aumenten de color, después de un tiempo de exposición al aire, a la luz y al calor. Su color vira y oscurece por oxidación de las materias colorantes (taninos, antocianos, compuestos fenólicos, polifenoloxidasas, hierro, flavonas, etc.) propias del vino y procedentes de la uva.

Resumiendo, viene a suceder lo mismo que cuando se deja una manzana partida a la intemperie: el blanco color de la pulpa adquiere, lentamente, tonos marrones al contacto con el aire.

Cinco sangrías para beberte el verano. Y olé

Los guiris se pirran por ella... y nosotros también. Seguro que piensas que la tuya es la mejor de todas, pero puedes probar estas otras propuestas. Algunas, incluso, con sello de autor

La cabra tira al monte y mi monte es mi debilidad: el tinto de verano, el chiringuito, la verbena, el cucurucho y las barras frente al mar. Y la sangría, sí: por más que se hayan apropiado de ella los turistas de sol y playa, por más que bajo ese nombre se perpetren brebajes infames, una sangría como dios manda es disfrute antiguo y festivo, es la madalena proustiana al modo patrio, es vino, fruta, burbujas... y, como dirían Los Rodríguez, un dulce colocón.

Tan internacional y tan nuestra.


Cóctel de autor


No puede tener mejor pinta. (Foto: Vicens Gimenez)



Javier de las Muelas, uno de los más afamados bartenders del momento, tampoco reniega de algo tan popular como la sangría (al fin y al cabo, no deja de ser un cóctel). Nos propone una sangría marchosa y alcohólica: el vino tinto (7 cl) se acompaña de brandy (2 cl), Martini Rosso (2 cl) y Grand Marnier amarillo (2 cl)... Para rebajar, zumo de limón (0,5 cl) y limonada Schweppes (5 cl); para endulzar, 0,5 cl de azúcar líquido. ¿El truco? La preparación: sirves en una copa con hielo todos los ingredientes, menos el vino y la limonada, lo mueves bien durante 10 segundos. A continuación, añades el vino y la limonada, ya fríos, y remueves con suavidad. Finalizas con la decoración: frutas y cítricos.

Con sabor a mar

miércoles, 12 de julio de 2017

Diez cosas que pasaron de moda en el mundo del vino y que vale la pena olvidar

 Desde los desgastados consejos para armar una cava hogareña hasta los cócteles con vino tinto, un decálogo sobre usos y costumbres que van quedando atrás

El mundo del vino muta, cambia constantemente. A continuación, un decálogo de usos y costumbres que, o bien quedaron en el olvido, o bien están a un paso de volverse vintage:


1. Los consejos para armar una cava hogareña

¿Cuántas clases de vinos dulces existen en el mundo?

En cada rincón del planeta se ofrece una cantera muy amplia y perfecta para los amantes de las golosinas. ¿Cuáles probar?

En tiempos en que el azúcar es la mala de la película en las dietas, resulta asombroso constatar que, en materia de vinos, sin embargo, las variantes que cada pueblo desarrolló para endulzar el paladar a lo largo de la historia son sorprendentes. Claro, hace no tanto tiempo -poco menos de un siglo-las bebidas dulces no eran nada cotidiano. Pero ahora que jugos y gaseosas pueblan las mesas, resulta interesante observar cómo el vino fue precursor en eso de ofrecer dulzor.


Appassimentados


Su cuna es el Mediterráneo, donde la técnica del appassitamento está incluso hoy difundida. Se trata de cosechar las uvas y dejarlas deshidratar al aire libre y al resguardo de los pájaros, de forma que aumenten su tenor azucarino. Luego se elaboran los vinos, algunos de ellos muy famosos, como los Recioto della Valpolicella, que son tintos dulces de la variedad corvina, o los Pedro Ximenez de Jerez, sin contar ejemplos turcos o griegos bien difundidos. En nuestro mercado se consigue Renacer Milamore, rico como tinto aperitivo.

Late harvest

Cómo identificar un buen vino con la lengua

La lengua nos da poca información pero muy relevante sobre un vino. Te mostramos como reconocer el buen vino por su gusto

El sentido del gusto es más primitivo que el del olfato, de hecho el sentido del olfato es diez mil veces más potente que el del gusto, de forma que el sabor es un 80% olor.

El sentido del gusto tiene su origen en los más básicos instintos de alimentación de los animales; servía en sus orígenes para alertar a los primeros habitantes de la Tierra que alimentos podían ingerir y cuáles no.


Sin embargo, ello no implica que, pese a que a nivel puramente gustativo la última fase de la cata ofrezca poca información, el gusto no tenga una gran importancia. Por ello, con la colaboración de Bodegas Torres, la marca con mayor catálogo de vinos de calidad de Europa, vamos a analizar con mayor profundidad la cata del vino usando solo la lengua, es decir, a nivel puramente gustativo.

¿Tierra de espumosos?

"Sé que llevará su tiempo pero estoy seguro de que, poco a poco, irán subiendo las ventas y muchas más bodegas se animarán a elaborarlo"

Los espumosos empiezan a ser tendencia en Galicia. Hace tan solo cinco años, este tipo de vinos no estaba amparado por ninguna de nuestras Denominaciones de Origen. Hoy, sin embargo, son ya 16 las bodegas que los elaboran hasta en 3 D.O distintas de la comunidad. El sector se ha percatado de que cuenta con los varietales, los procesos y la curiosidad necesarios para elaborar grandes espumosos de calidad y ha empezado a crecer en esta dirección. 

As Laxas Albariño Brut, elaborado por Jorge Hervella.


Con Rías Baixas y el albariño a la cabeza, Valdeorras y Ribeiro se han adentrado también en este mundo con variedades como el godello o la treixadura, respectivamente. Uvas, todas ellas, que hablan de cuerpo, estructura y untuosidad. Ya en los 80, un grupo de inquietos enólogos confiamos en la potencialidad de estos varietales y quisimos experimentar en la producción de espumosos propios. No nos equivocamos: las uvas nobles gallegas se adaptan muy bien dada su riqueza aromática y gustativa.

Anna Ice, un cava que va con hielo #España

La nueva añada llega con un diseño llamativo y elegante, con una imagen que combina burbujeantes tonalidades marineras.

El calor requiere de bebidas refrescantes para combatir la sed, así que para satisfacer los deseos de los consumidores cada vez van cayendo más prejuicios en el mundo del vino. Anna de Codorníu, marca emblemática de esta bodega, vuelve por estas fechas con una propuesta muy refrescante que se puso de moda en la última temporada: Anna Ice Edition, un cava creado especialmente para ser degustado con hielo.


Anna Ice, un cava que va con hielo.


Ya sea como aperitivo antes de una comida, tras un pícnic en una playa o como copa en una fiesta nocturna, es un vino espumoso muy recomendable a partir de estas semanas finales de la primavera. La nueva añada llega con un diseño llamativo y elegante, con una imagen que combina burbujeantes tonalidades marineras.

Experiencia enológica entre viñedos con Simón Peregrina, uno de los enólogos de Bodegas BAIGORRI

Bodegas BAIGORRI, un proyecto donde la naturaleza y la tecnología se han unido para trabajar en armonía

Una bodega diferente en un marco incomparable que emerge en un lugar emblemático de la Rioja Alavesa, un escenario único rodeado por un inmenso mar de viñedos.


A la izquierda el pueblo de Samaniego, a la derecha los promontorios que marcan los límites entre las dos Riojas, y atrás la Sierra de Cantabria protegiendo esta tierra de los vientos húmedos del norte, creando un microclima propio para el cultivo de la vid.



PROGRAMA 

miércoles, 5 de julio de 2017

¿Puede el precio cambiar cómo experimentamos el sabor de un mismo vino?

Un mismo vino. Dos precios diferentes. Y por supuesto, el más caro nos sabe mejor. Según unos investigadores de Stanford, la parte del cerebro que experimenta placer se vuelve más activa cuando el bebedor piensa que está disfrutando de la cosecha más cara.
Ya hizo la prueba Ikea en uno de sus anuncios. Un mismo producto con diferente precio puede hacer pensar que el de mayor tasación es mejor. Bueno, en realidad es una teoría económica bastante antigua. Un precio demasiado bajo hace pensar automáticamente que algo no tiene la calidad suficiente, por lo que para vender a veces no es suficiente ofrecer las cosas a un precio tirado. Resulta contraproducente. Todo esto puede sonarnos, pero lo que los investigadores de Stanford y el Instituto Tecnológico de California sostienen es que realmente el precio puede hacer cambiar el sabor, o al menos la manera en la que lo experimentamos.

Imagen de una cata de vino celebrada en la UPNA en el marco de las jornadas. / EP/UPNA

Baba Shiv es profesor de marketing y co-autor del estudio de 2008 con el que tratan de justificar que el precio no es sólo un condicionante psicológico de calidad, sino que puede afectar a la calidad real. El precio estaría cambiando la experiencia de las personas con respecto a un producto y, por lo tanto, los resultados al consumirlo. Para el estudio se utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para medir la actividad cerebral, pero en el estudio se probó con los sujetos tragando líquido, en este caso el vino, con una bomba conectada a sus bocas, una complicación a la técnica porque el escáner requiere que la gente se quede muy quieta mientras mide el flujo sanguíneo en el cerebro.

La palabra precisa al hablar de #vinos: comprende su terminología

Más allá de los términos ultra sofisticados que usan algunos catadores y sommeliers, es bueno que todo amante del vino maneje un vocabulario sobre esta bebida para opinar con claridad y hacerse entender fácilmente.

Cada copa de vino encierra miles de particularidades: cepaje, clima, zona de origen de la uva, vendimia, vinificación son algunos factores que aportan a la identidad del vino y sus características. La complejidad de esta bebida no puede evaluarse mediante una ciencia exacta, pero sin duda la sutileza de sus más variados matices permite aplicar algunos conceptos que vale la pena tener en cuenta para opinar sobre el vino.

Fuente: Que lujo

De esta manera, aquellos que perciban un tacto agradable y suave estarán degustando un vino aterciopelado o sedoso, probablemente de baja acidez. Podrá decirse que tiene cuerpo cuando ofrezca consistencia y notables valores gustativos; será amplio si su riqueza de sabores parece colmar toda la boca; y complejo, si provoca una variedad de sensaciones armónicas que, a veces, también puede ser difícil de precisar. A su vez, la suavidad sin aristas, acompañada de buen volumen, resultará en un vino redondo; mientras que se suele hablar de plano cuando un ejemplar carece de contrastes y atributos destacables.

Atributos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...