Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta vinos. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de junio de 2018

Propiedades y Beneficios del #VINO

Si no conocías los beneficios del vino estas en el lugar indicado.

Pon atención!

Si eres de los que gusta acompañar alguna de tus comidas, con un poco de vino, pues estas en el camino correcto para mantenerte saludable.



¿Por qué?

Bueno, es que una copa al día de este licor, especialmente de vino tinto, le cae perfecto al cuerpo humano, ya que su gran cantidad de propiedades, nos generan importantes beneficios, incluso, más de lo que crees.

Ojo.

Cómo elegir el vino adecuado

Hola a todos mis queridos conocedores y aficionados al vino.

Muchas veces estamos en la disyuntiva de saber cuál es el vino que vamos a comprar, ya que en este trayecto que vamos de la mano con los artículos del vino y el conocimiento que van adquiriendo, muchas veces resulta hasta trágico saber qué vino va perfectamente bien con cada comida, y es allí adonde intentamos recordar cuál es el vino que mejor se lleva con cual alimento, por ejemplo.

Foto: Megamedia


En otras ocasiones, el anfitrión es algo conocedor y nos pide tal o cual tipo de uva para la cena, y no sabemos si nos va a gustar o no; el caso es que para poder elegir un producto que nos deje un buen sabor de boca, siempre debemos de obtener cierta información anticipada en lo que se va a comer o cenar o si solo es una reunión de amigos “algo conocedores”, llevar algo diferente para sorprender.

Vamos por partes. Si sabemos que la comida va a ser algo grasosa, con algo de cerdo, vamos a necesitar un vino que tenga características tánicas y astringentes para poder limpiar el paladar de esos residuos de grasa que nos quedan adheridos por esa zona. Recomiendo que un buen tempranillo, un cabernet sauvignon o un syrah, bien pueden hacer esta labor de limpieza.

Todos los secretos de la cata de vino: aprende a saborear un vino de lujo

La cata de vino se ha convertido en todo un proceso, casi ceremonioso, del que muy pocos tienen nociones. La realidad es que, para aprender a catar, que no degustar, un buen vino solo hace falta prestar atención a algunos parámetros imprescindibles y apostar por la capacidad sensorial de cada persona.



Rodearse de catadores de vino expertos es la mejor idea si el objetivo final es conseguir analizar todas las propiedades organolépticas del caldo y encontrar los matices que nos ofrece cada copa de vino.

A través de la cata de vino se consigue reconocer todas las propiedades de cada producto, destacando sus cualidades y valorando los posibles defectos del caldo. Para ello, deben de ponerse en jaque todos los sentidos, ya que serán los encargados de percibir todo aquello que un buen (o mal) vino tiene que decir.

El 70% de los españoles percibe el #VINO como una bebida ocasional

Un estudio elaborado por Iniciativa CORK pone de manifiesto por un lado el arraigo de nuestra sociedad al vino, con el 72% de los encuestados que afirma ser consumidor habitual de vino, pero demuestra, a su vez, que más de la mitad de los españoles (70 %) percibe el vino como bebida ocasional. Solo 3 de cada 10 españoles toma vino a diario.


España es el mayor viñedo del mundo,el primer país en área de cultivo de vid y exportador del mundo por volumen; a pesar de esto, el consumo nacional de vino ha arrastrado años de caída, situándose al nivel de países muy alejados de la cultura enológica. Sin embargo, los últimos datos muestran 2016 como punto de inflexión y bautizan el año 2017 como el año del vino español. Contra todo pronóstico, se confirma un aumento histórico del 4% en el consumo de vino en España, con 21 litros por persona y año, incremento que no acontecía desde hacía cuatro décadas.

jueves, 14 de junio de 2018

¿Puede la música afectar al sabor del #VINO?

Sabemos que nuestro estado de ánimo influye sobre el sabor del vino. Cuando estamos relajados y felices, el vino tiene un sabor más suave y afrutado, mientras que si estamos cansados y estresados tiende a ser más amargo. Lo mismo ocurre con la comida, lo que comemos influye sobre el vino que bebemos.

VALENTINO FUNGHI


Pero, ¿y con la música? ¿puede afectar cómo percibimos el sabor del vino? Cabe destacar que las catas profesionales se llevan a cabo en silencio para evitar distracciones. Existe un creciente número de investigaciones que demuestran que dependiendo del tipo de música que escuchemos puede afectar nuestra percepción del gusto en términos de acidez, dulzor, sabor a fruta o astringencia.

Se vende el vino más caro del mundo por una cifra récord: más de 100.000 euros

¿Cómo es posible que alguien pague por una botella de vino más de 100.000 euros? Pues sí, ha ocurrido en una subasta que se ha hecho en el este de Francia y por tanto se ha convertido en el vino más caro del mundo. El elegido: Vin Jaune, un vino que se suele producir en la región francesa del Jura.


Vin Jaune. Foto: Comité Interprofesional de los Vinos del Jura (Vins du Jura) .

El vino más caro del mundo se encuentra en una botella que data de 1774 y ha alcanzado un valor de auténtica sorpresa, el precio: 103.700 euros. Una cantidad que establece un nuevo récord y que se ha producido en una subasta en Francia.

¿Qué vinos demanda el consumidor actual?

Después de una serie de años "negros", el consumo de vino en el mercado nacional ha iniciado una tímida recuperación, que en alimentación se ha cifrado (según el Magrama) en un 0,3% más en volumen y un 5,2% en valor . Especialmente interesante está siendo el repunte de los vinos con DO, que crecieron un 3,6% y un 6,5%, respectivamente, y de los espumosos (casi un 20% más).



Afianzar esta tendencia es el principal objetivo del sector y para ello este año se ha logrado, desde la OIVE, poner en marcha por primera vez una gran campaña de promoción sectorial. Pero además, las bodegas libran su particular "lucha" por conquistar a un público abrumado por la enorme diversidad de vinos y marcas.

Para alcanzar la meta, de atraer y fidelizar al cliente, es fundamental conocer y detectar sus preferencias, especialmente en el caso de los nuevos consumidores. Y ¿qué es lo que estos buscan?

jueves, 7 de junio de 2018

Guía y claves para ser un conocedor en vinos

Todo es importante

¿Nunca te ha pasado que cada vez que alguien entabla una conversación contigo acerca de vinos, miras para otro lado? Pues a mi me ha pasado muchísimas veces. Y no es porque no me interese, sino porque no tenía mucha idea de qué decir y no era gran conocedora del tema.


Para que no te pase lo mismo y te veas como todo un wine expert, no puedes olvidar lo siguiente:

La uva 


En primer lugar, la uva en su mayoría es incolora y es el hollejo de la púrpura la que imprime el color tinto al vino en la fermentación. En los rosados, se mezclan uvas blancas y tintas con parte de hollejos. 

Ocho palabras sobre el vino que debe saber para no quedar como 'pasado de copas'

A la hora de catar un vino existen unos pasos muy claros. Primero se trabaja la vista, luego el olfato y, por último, el gusto. Incluso, se dice que la única manera de ser un experto catador es a través de la práctica constante.

Foto: Especial para El País


Pero eso no lo es todo en el mundo del vino. Existen varias disciplinas de arte o ciencia que están usando su propio idioma y esto no excluye a esta bebida predilecta por muchos. No basta con explorar los sentidos y descubrir los maravillosos sabores y contrastes que tiene, sino que un buen conocedor se evalúa por medio del vocabulario que maneja.

Por ese motivo la compañía productora y exportadora de vinos de Latinoamérica, Concha y Toro, establecida en Chile, da algunas palabras para que los amantes del vino sostengan conversaciones como todos unos expertos:

¿Qué es un vino largo en boca?

Seguimos develando esas incomprensibles expresiones que tiran en público los especialistas del vino sin ponerse colorados

Entre varias, seguramente alguna vez escuchaste decir a viva voz a un sommelier o catador después de tomar un sorbo de vino, “largo en boca”. Es una expresión muy común en el mundo del vino, no te confundas pensando que se trata de un jugador xeneize de alta estatura.

¿Qué es un vino largo en boca? | (Foto: Shutterstock)

Decimos que un vino es largo en boca cuando la sensación del gusto y los sabores persisten en nuestras papilas gustativas después de haberlo tomado y, por lo general, al hacerlo nos llena la boca, aunque también un vino elegante si tiene una marcada acidez puede serlo. Es decir, que seguís sintiendo por un tiempo el gusto y el sabor del vino.

El tiempo: este me mide en caudalías, que es una medida equivalente a los segundos. Para poder decir que el vino cumple esta característica de ser largo, esa placentera sensación frutada, especiada o herbácea (dependiendo del vino elegido), debe superar los 6 segundos.

¿Por qué es tan importante la acidez del vino?

La acidez, es la gran virtud del vino. Un vino sin acidez es un vino muerto. Pero, ¿qué aporta al vino y cómo reconocer la correcta acidez del vino?

Afirman los que más saben de enología que un vino sin acidez es un vino muerto. Todos los vinos son ácidos por naturaleza al proceder de una fruta. Asimismo, la acidez es imprescindible en el vino, tanto desde el punto de vista de su conservación, como de sus propiedades organolépticas y, en última instancia, su degustación. Si un vino no tuviese acidez sería casi como beber un líquido inerte, sin vida, totalmente plano. Pero, ¿de dónde procede la acidez, cuántos tipos de ácidos podemos encontrarnos en el vino y qué aporta cada uno?



A lo largo de la maduración, la uva contiene la mayor parte de los ácidos implicados en los ciclos vegetativos y otras reacciones que realiza la planta. Así, los ácidos tartárico y málico representan más del 90% de la totalidad de los ácidos de la uva, siendo sintetizados en las hojas y sobre todo en los mismos racimos. A pesar de su semejanza química, estos ácidos se forman por vías muy distintas y su evolución tampoco es la misma a lo largo del ciclo de maduración.

El viejo truco de pedir el segundo vino más barato de la carta. ¿Es una buena idea?

Un reciente estudio demostraba lo que más o menos todo el mundo sabía: la mayoría de las personas elige el vino por el diseño de la etiqueta. Un sistema que puede estar muy bien -en realidad no tanto- en las tiendas, ¿pero qué ocurre en el restaurante? Aunque algunos ya se han animado a incluir imágenes en la carta de vinos para facilitar el trabajo a los que se dejan llevar por el colorido de la etiqueta, no es lo habitual.



Es ahí cuando entra en acción otro viejo truco del que casi nadie habla pero que muchos utilizan en secreto: pedir el segundo vino más barato. Sí, que no se espanten los expertos y sumilleres de la sala porque es una práctica bastante habitual. Pedir el más económico a veces se nota demasiado o puede quedar poco elegante si se trata de quedar un poco bien. ¿Pero quién se va a fijar que estamos basando nuestra elección en el precio y quedándonos con el segundo más ajustado de presupuesto?

jueves, 31 de mayo de 2018

Llega el calor: ¿A qué temperatura tomamos el #VINO?

Se acercan unos meses en los que las temperaturas aumentan, un momento en el que siempre nos preguntamos: ¿a qué temperatura tomar el vino? La mejor temperatura para el vino tinto es entre los 16 y los 18 °C mientras que para los blancos está entre 7 y 10 °C. Y algo importante: la mejor manera para que el vino coja temperatura sin que se modifiquen sus propiedades es introduciéndolo en una cubitera o con una toalla húmeda.

La temperatura del vino - Foto Corporación Vinoloa


Ahora que el calor ya parece que coge fuerza, hay que tener en cuenta que el vino tiene que servirse a la temperatura correcta: no son iguales los grados que necesita el vino blanco que los del tinto o el rosado. Por ello, Corporación Vinoloa, empresa dedicada a la distribución de vino con marcas propias, ha querido recordar las temperaturas óptimas de consumo para cada tipo de vino.

¿A qué temperatura tomamos el vino?

El arte del maridaje del vino

Degustar un buen vino es un placer que en la inmensa mayoría de las ocasiones se realiza acompañando una comida. Es en estas ocasiones cuando podemos hablar de maridaje del vino. Queda en nuestra mano disfrutar de un conjunto que consiga la magnífica combinación que todos deseamos.



De esta posibilidad de disfrutar de dos placeres en perfecta fusión podemos sacar dos ideas claras: en primer lugar, saber que vino y comida casan bien juntos cuando profundizamos un poco y, en segundo lugar, que las posibilidades de combinaciones donde elegir son infinitas. Como cabe suponer, algunas de estas combinaciones serán extraordinarias, un puro placer para los sentidos, otras no tanto y algunas simplemente no serán las adecuadas.

Cómo elegir el vino en el restaurante

Me dicen que elija yo el vino, ¡vaya trance! ¿Me decanto por el vino de la casa, por ese que se una tanto, soy original o arriesgo por uno que no conozco? Elegir el vino que acompañará a una comida de una carta con decenas de referencias es un dilema; más cuando la mesa es amplia con gustos y conocimientos heterogéneos: ¿debo atender a mis gustos u optar por un vino conocido que satisfaga a todos aunque a nadie sorprenda?, ¿buscar un vino que me gusta, económico, aunque me tachen de roñoso o inclinarme por uno más caro aunque sea peor y del que sé que pago más el nombre que el contenido? Para orientarlos en la elección me limitaré a decirles lo que yo hago en las normales situaciones en las que la responsabilidad y el privilegio de elegir el vino recaen sobre mí.

La elección dependerá de los platos, de los compañeros de mesa, del entorno, del motivo de la comida y de quién será el que pague

Antes de elegir lo primero que hay que hacer es sondear si alguien tiene una predilección concreta, en cuyo caso hay que buscar la manera de atenderla: optando por ese vino o, si el gusto es muy particular, pedir una botella para la mesa. A partir de ahí toca estudiar la carta de vinos que, por muy amplia que sea, se reduce con solo desechar aquellos que por precio no proceden para la ocasión. La elección que se haga dependerá de los platos, del entorno y motivo de la comida y de quien vaya a pagar.

El placer del #VINO 🍷, después de cada trago

Claves para saber si un vino es un gran vino, después de beberlo

Una vez que admiramos su color, sus aromas y su sabor, el placer de disfrutar el vino continúa. Es lo que los expertos denominan: posgusto (también se puede escribir con "t", postgusto).

Cuando tragamos el vino de la boca, aún quedan sensaciones por conocer. De hecho, la clase y la calidad de vino se pueden valorar con mayor facilidad en este momento.



Si el buen vino se reconoce por la armonía o equilibrio de las sensaciones, un gran vino destaca por su persistencia.

La persistencia es el tiempo que el sabor del vino permanece en tu boca después de haber tragado. Cuanto más tiempo, mayor persistencia, mejor vino.

La persistencia intensa permite reconocer niveles cualitativos de vinos de diferentes procedencias, estableciendo una medida de la calidad de los mismos de forma independiente de la subjetividad de su origen o clasificación administrativa, siendo por lo tanto una medida universal que permite clasificar jerárquicamente y comparativamente cada vino.

Como ordenar un vino por copeo en restaurante

El día de hoy quiero platicarles sobre algo que cada vez es más común derivado de la creciente tendencia del consumo del vino en México y esto es el pedir una copa de vino a la hora de la comida o cena.

Cómo sabemos el tomar una copa de vino tinto al día es benéfico para nuestra salud y muchas veces buscamos acompañar nuestra comida con vino, pero pedir una botella de vino puede ser demasiado si solamente una o dos personas van a tomar vino.

Foto: hugosabogal.com

Buscando que más consumidores tengan acceso al consumo de vino, cada vez más restaurantes están generando opciones de vino por copeo para fomentar el consumo, estas opciones son tanto de vino blanco, rosado, espumoso y principalmente de vino tinto. Lo que debemos de considerar para ordenar un vino por copeo y mis recomendaciones serían las siguientes:

lunes, 28 de mayo de 2018

9 bebidas alcohólicas que debes evitar si quieres adelgazar y qué puedes pedir en su lugar

Ahora que la temperatura aumenta, cenar al aire libre y hacer barbacoa al sol puede hacer que ciertas bebidas alcohólicas entren demasiado fácilmente.

En cualquier caso, disfrutar de uno o dos tragos no tiene por qué arruinar tus esfuerzos para perder peso.

¿Sabes cuántas calorías tiene tu cóctel favorito? Yulia Grigoryeva/Shutterstock


El distribuidor online de comida saludable MuscleFood ha elaborado una lista de algunas de las bebidas alcohólicas hipercalóricas más populares que podrían estar echando a perder tu dieta, además de enumerar algunas alternativas con menos calorías para así continuar con tu dieta.

Desde el champán hasta el Chardonnay, pasando por los Martinis o los mojitos, sigue leyendo para ver las nueve peores bebidas para tu dieta, junto con el número de calorías que tienen y qué deberías beber en su lugar.

Cambia el Té Lond Island (424 calorías) por un Cosmopolitan (100 calorías).

jueves, 24 de mayo de 2018

La nueva moda: ahora el #VINO es naranja

Ni tinto, ni blanco. La tendencia en enología son los vinos naranja. Se hacen con uva blanca y pueden acompañar una amplia variedad de comidas.

Los vinos naranja ya no son un excentricidad y empiezan a ganar mayor cantidad de adeptos. Mariano Taberner, de Bodegas Cueva explicó: “Se trata de vinos elaborados con uva blanca y fermentados con las pieles de la uva”.

El boom de los vinos naranja.


El color dorado llama la atención de quienes se animan a probar un vino natural, sin sulfitos y con las variedades tardana y macabeo.

Los vinos naranja “se hace con uva blanca, pero se elabora como un tinto. Es una categoría diferente”, explicó Janina Rutia, propietaria del restaurante Monocrom de Barcelona.

Todo lo que necesitas saber para iniciarte en el #VINO

Estos son los conceptos que necesitas para salir airoso de una primera cata

«Me sorprende que a tantas personas les imponga asistir a una cata. Hay cosas mucho más difíciles que saber de vinos, como aprender chino o estudiar derecho y, sin embargo, mucha gente habla chino y estudia derecho». La cultura del vino es, para el ajeno a la enología, un apretado nudo de conceptos que se enredan en el discurso de los paladares más avezados. Fernando Gurucharri, preside la Unión Española de Catadores (UEC), defiende una postura contraria: según él, el vino es un discurso sensorial al que cualquiera que tenga inquietudes puede acceder.

Más allá de los conceptos, el vino es una cuestión sensorial - Markus Spiski

Dice que el catador «se hace, no nace», y compara la cultura del vino con el atletismo: «Todo el mundo puede correr una maratón con un buen entrenamiento pero, desde luego, no se puede correr desde el sofá». Los términos de los criterios más expertos son sólo palabras que definen sensaciones, desentrañar el jeroglífico requiere más tiempo pero, según Gurucharri, el lenguaje de las sensaciones está al alcance de todos y ése es el primer paso para entender el vino. Su finalidad: aprender las herramientas para encontrar la botella que nos haga disfrutar, «hay que empezar catando para beber mejor».
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...