jueves, 23 de febrero de 2017

Cuatro consejos para ‘wine dummies’ o cómo comprar y regalar vino

A la hora de seleccionar un vino conviene saber con qué se va a acompañar.

¿Cómo hay que seleccionar un vino?, ¿cuándo hacerlo?, ¿vino tinto o vino blanco?, ¿siempre español? A la hora de escoger, servir o llevar a casa de alguien un vino y acertar (o al menos salir airoso) bastan cuatro fáciles tips que puede incluso que te hagan quedar casi como experto:

Botellas de vino Spainiswine.com 


1. La Selección:


A la hora de seleccionar un vino conviene saber con qué se va a acompañar. Si es para llevar a algún sitio hay que procurar sonsacar qué vamos a cenar. Aquí suele funcionar la norma de blanco para pescados y mariscos, tinto para carnes y guisos más potentes.

2. El Servicio:


Si has sido el encargado de llevar el vino deberás encargarte de servirlo. Parece una tontería pero es un aspecto muy importante, y mucha gente va a estar observando qué haces. Lo primero es retirar la cápsula (la cobertura de aluminio que recubre el cuello), siempre por debajo del gollete (ese remonte que tiene la botella al final del cuello) ya que así evitamos el arrastrar restos de polvo o metálicos dentro de la copa.

Después hay que retirar el corcho. Lo mejor es usar uno de los abridores de palanca o tirabuzón, que son los que usan los profesionales. En las casas se suelen tener abridores de “alas”, menos indicados para estas cosas, por lo que si llevas uno propio todavía mejor. Aquí el secreto es poco, simplemente hazlo con firmeza pero también con delicadeza y con cuidado de no perforar el corcho totalmente porque puedes estropear el vino.

A la hora de servir tampoco hay que ser tan protocolario, estamos en el siglo XXI, normalmente se hace con la mano derecha a menos que seas zurdo y si sirves tú, sírvete el último, eso sí.

3. La Cata:


Lo más probable es que no suceda, pero en ocasiones algún invitado puede hacer preguntas acerca del vino, así que lo que mejor es informarse un poco para evitar quedarse en blanco. Tampoco hace falta ser rimbombante, infórmate acerca de la denominación de origen y al menos el nombre de la bodega, el tipo de uva y si es joven o ha tenido algo de crianza.

4. No subestimes al resto de comensales:


Nunca subestimes a nadie en lo que a vinos se refiere, menos aún al que te diga la frase “si yo no tengo ni idea de vinos”, ya que suele ser la gente que más te sorprenderá. Este mundo es muy complejo, pero no hay que olvidar que es algo para disfrutar y compartir con los amigos. Si no sabes mucho no te la des de entendido, es mejor ser humilde y escuchar al resto, que aunque tampoco sepa te dirá si le ha gustado o no, de esta manera irás teniendo una serie de vinos favoritos para llevar a cenas o fiestas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...