viernes, 21 de julio de 2017

Siete #trucos para reducir #grasas en las comidas #impelable

Les muestro algunos trucos para reducir grasas en las ciertas comidas, lo que no quiere decir que para llevar una dieta saludable o de pérdida de peso haya que dejar de consumir grasas, todo lo contrario, siempre deben contemplarse las grasas saludables en cantidades controladas. Lo que aquí os ofrecemos son ideas para reducir la ingesta de grasas que quizá no son tan saludables o son demasiado abundantes en pequeñas dosis, como una mahonesa, una mousse, una fritura, etc.

Hay productos o preparaciones culinarias que resultan excesivamente grasas, por lo que se deben tomar con moderación y de forma esporádica. No hablamos de las grasas saludables que debemos contemplar en nuestra dieta diaria, como las que proporcionan alimentos como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o los aguacates. Seguro que a muchos de vosotros os gusta disfrutar de vez en cuando de unas lonchas de bacon crujiente, de unas patatas asadas con alioli, de una mousse de chocolate para el postre…




Pues voy a dar algunos consejos para que estas y otras elaboraciones culinarias, tanto dulces como saladas, tengan un contenido graso mucho más reducido, para ello sólo hay que sustituir ciertos ingredientes, y aunque a primera vista les pueda parecer que no va a gustar, recomiendo que lo prueben. Así que tomen nota de los siete trucos para reducir grasas en las comidas que os dejamos a continuación.

Por cierto, que un alimento o una receta se haga más saludable por haber reducido su contenido en grasas no implica que se pueda tomar toda la cantidad que se desee, siempre hay que moderar lo que se come para incluir todos los grupos de alimentos que necesitamos, pues comer mucho de una cosa provoca inevitablemente que se deje de consumir otras. Lo que sí conseguiremos haciendo ciertas sustituciones de ingredientes en algunas elaboraciones culinarias, es reducir el aporte energético y en ocasiones, la ingesta de grasas menos saludables, bien interesante para favorecer un buen estado de salud. ¿Me ayudan a aumentar la lista de trucos para reducir las grasas en algunas comidas?

Bacon con menos grasa



Aunque parezca difícil, hay formas de preparar el bacon que pueden reducir la cantidad de grasa que contiene, y quien sea de los que cocinan este producto con aceite, ni qué decir tiene. Nosotros conocemos dos trucos para reducir las grasas del bacon, uno es cocinándolo sobre una rejilla en el horno, como explicamos en este post, y otro es haciéndolo en el microondas colocándolo entre papel de cocina absorbente.

Cocinar berenjenas sin grasas



Las berenjenas están llenas de bolsitas de aire que se cierran cuando se cocinan y si se hace en un medio graso, lo absorbe. Así que para evitar que esto suceda y que se conviertan en una comida muy grasa, una buena solución es precocinarlas sin ningún aderezo, por ejemplo, en el microondas. Pueden introducirse las berenjenas en el microondas cortadas en rodajas, en dados o como se prefiera. Una vez que las berenjenas están ligeramente cocinadas, se puede proceder a realizar la receta deseada, cocinando con aceite de oliva virgen extra u otra grasa y sin que absorba demasiado. En este post encontrarás más consejos para cocinar las berenjenas con muy pocas grasas.

Frosting para pasteles con yogur descremado



Generalmente son coberturas o glaseados que incorporan una gran cantidad de grasas y azúcares (mantequilla, nata, quesos cremosos…), y no hay que olvidar que éstas se están sumando a las que ya tiene el dulce que va a decorar. Una solución para aligerar este aporte energético es elaborar un frosting de yogur sin grasas, y si lo deseamos, sin azúcares. No hay límites en cuanto al sabor que le podemos proporcionar al frosting de yogur, el límite lo pone nuestra imaginación. Lo que es imprescindible es proporcionarle la textura y densidad necesaria, pero es muy sencillo, como lo explicamos aquí, basta con escurrir el yogur para que quede tan denso como necesitemos.

Salsa toffee con menos grasa



No se reduce toda la grasa que aporta la nata en la salsa toffee pero sí una buena proporción. Aquí tienen la receta para hacer la salsa toffee con menos grasa, para lo que simplemente hay que sustituir la nata, que suele tener más de un 30% de materia grasa, por la leche evaporada, que ronda el 6%.

Mousse de chocolate sin nata



Los amantes del chocolate y de las cremas tipo mousse disfrutarán igual de este postre omitiendo la nata y sustituyéndola por aguacate. Esta fruta contiene grasa, pero es saludable, es más, es necesaria en una dieta sana. Esta fruta no proporciona a la mousse la textura aireada características, pero sí mucha cremosidad. Aquí tienes la receta para hacer una mousse de chocolate con aguacate, deliciosa y nutritiva.

Falso alioli sin grasas



Salsas como el alioli o la mahonesa de ajo se caracterizan por su elevado contenido en aceite, por lo que son salsas que se deben tomar con mucha moderación. Una forma de tomar un aderezo similar tanto en sabor como en textura es preparando el falso alioli sin grasas que te propongo en esta receta. Lleva huevo cocido en lugar de crudo, por lo que además tiene una conservación más prolongada. Y en lugar de aceite se utiliza queso fresco descremado.

Pan de gambas sin frituras



Las populares cortezas que sirven en los restaurantes chinos, el pan de gambas, normalmente se fríe, con lo que nos encontramos con un snack con un elevado porcentaje en grasas. Pero el preparado seco para hacer este aperitivo también se puede hacer en el microondas y sin necesidad de añadir ni una gota de aceite. Si quieren hacer la prueba, aquí les explicamos cómo hacer pan de gambas en el microondas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...