jueves, 30 de marzo de 2017

Dos vinos canarios han llegado a Venezuela: El Sitio de San Juan en cata

De ese especial terruño español han llegado a Venezuela, de la mano de importadora Mar Fran, vinos de Bodegas El Sitio de San Juan: el blanco malvasía aromática y un tinto joven elaborado con las uvas listán negro y vijariego. Su enólogo, Pablo López Betancor, viene a Venezuela para presentarlos.



Las Islas Canarias poseen una herencia vinícola única que data de comienzos del siglo XVI. “Sus cepas nunca conocieron la plaga de la filoxera y son islas con una larga historia de elaboración de vinos blancos. Las islas de La Palma, El Hierro, Lanzarote y Gran Canaria poseen su propia Denominación de Origen (D.O.) y la orgullosa isla de Tenerife cuenta con cinco Denominaciones de Origen”, destacan los autores ingleses Hugh Johnson y Jancis Robinson en “El Vino. Atlas Mundial”.

De estas islas se comercializan en Venezuela dos novedades recién llegadas al mercado. Se trata del blanco malvasía aromática y de un tinto joven elaborado con las uvas listán negro y vijariego en Bodegas El Sitio de San Juan. Su director, Francisco González Yanes, nacido en Tenerife y establecido en Venezuela (también director de importadora Mar Fran) precisa que “la finca está ubicada en el Municipio de Tacoronte, orientada al Norte mirando al océano Atlántico y al Teide, ubicada a una cota media de 313 metros sobre el nivel del mar. Allí hemos plantado nuestras primeras cepas de vijariego negro y construido la bodega con la vocación de volver a recorrer el camino que en sus tiempos hicieran los tan afamados canary”. 



Los dos vinos son autoría del enólogo Pablo López Betancor. El blanco está elaborado con la uva malvasía aromática, la reina de las variedades blancas. “Fresco, aromático y frutal”, describe Betancor. El tinto se hace con las cepas listán negro y vijariego. “Suave y equilibrado”, destaca su enólogo.

“A la malvasía aromática la conocen como la malvasía de Tenerife, y es que más del 90% de la cultivada en España se localiza en esta isla. Da origen a vinos con aromas florales y frutales más notas cítricas”, escriben Félix Cabello Sáenz de Santa María, uno de los siete autores del libro “Variedades de vid en España”.

Estos autores destacan, al referirse a las uvas presentes en el tinto de El Sitio de San Juan, que listán negro solo se consigue en las islas Canarias y que otorga aromas peculiares; se traduce en vinos frutales y ligeramente especiados. vijariego negro, por su parte, también es conocida como sumoll tinto, “minoritaria pero de gran personalidad”.

Vinos y bodega en palabras de su enólogo


Pablo López Betancor, el sexto de 10 hermanos, lleva el vino en las venas, pues su bisabuelo tenía viñas y bodega en el corazón de La Ribera del Duero. Su padre emigró a Canarias y allí encaminó su vocación por el campo. Comenzó estudios de Ingeniería Forestal en Madrid y comenzó paralelamente un curso de Enología que se convirtió en profesión y pasión. 


De Madrid dio el salto a la Facultad de Enología en la Universidad de Burdeos para especializarse en la elaboración de vinos de calidad. Regresó a Canarias y creó su propia bodega con la intención de elaborar vinos que fueran un reflejo del terruño isleño, además de asesorar otras bodegas y dedicarse a la formación profesional en el sector vitivinícola.

En el año 2012 conoció al empresario canario, afincado en Venezuela, Francisco González Yanes, quien le plantea la idea de crear vinos para reconquistar el mercado americano, como lo hicieron en su momento los “canary” durante los siglos XVI al XVIII. Así nació Bodegas El Sitio de San Juan, donde López Betancor se encarga de la dirección técnica.

¿Qué destacaría, especialmente, de cada uno de los vinos que estarán presentes en el anaquel venezolano?


“En la cosecha 2015, la primera de la bodega, elaboramos un tinto joven (con cuatro meses de crianza en barrica de roble) y un blanco seco joven (con tres meses de crianza sobre lías en tanque inoxidable). Ambos vinos son muy varietales; es decir, están muy marcados por las variedades de uva con las que están elaborados, además de estar dotados de una cierta mineralidad (sobre todo en el caso del tinto), proveniente de los suelos volcánicos donde crecen nuestras cepas. Se trata de vinos honestos, sin coadyuvantes enológicos que modifiquen las características organolépticas naturalmente presentes en las uvas”.

¿Cómo describe el estilo de la bodega?


“El Sitio de San Juan es una pequeña bodega (40.000 botellas) con vocación de elaborar vinos sin artificios que nos permitan saborear nuestro paisaje: vinos sin ‘maquillaje’ donde se perciba el suelo, la variedad y el clima. Pretendemos elaborar vinos de ‘parcela’, pues cada finca posee sus propios suelos y microclima, y la variedad mejor adaptada a ellos. Queremos extraer el máximo potencial enológico de las variedades y que los vinos obtenidos sean frescos, frutales y elegantes, alejándonos de los muy estructurados”.

¿Qué resaltaría del terruño canario? ¿qué tienen estos vinos de particular en su expresión?


“Las Islas Canarias son de origen volcánico, lo que infunde una mineralidad más o menos marcada a los vinos. Los suelos de la vertiente norte de las islas más occidentales (La Palma, La Gomera, El Hierro, Tenerife y Gran Canaria) son más fértiles y su microclima es más húmedo y con mayor pluviometría; por su parte, las orientales (Fuerteventura y Lanzarote) son de suelos muy pobres y escasas lluvias.



Con más de 60 variedades de vid que podríamos denominar ‘autóctonas’ (no existen en otro lugar del mundo) y prefiloxéricas (traídas por los conquistadores españoles hace más de 500 años) han sobrevivido aisladas y se han adaptado a las distintas condiciones plantadas en pie franco (sin portainjerto americano)”.

Como enólogo ¿cuál es su intención, su búsqueda en El Sitio de San Juan?


“En la bodega El Sitio de San Juan hemos ido seleccionando viñedos en las mejores zonas de algunas islas (para nosotros, los orientados a poniente), plantados con las variedades locales mejor adaptadas a esa zona: malvasía aromática en la finca Bebederos en el sur de Tenerife; vijariego negro y baboso negro en la finca El Pinar en el sur de la isla de El Hierro; vijariego negro en la finca San Juan en el norte de Tenerife. La intención es buscar la mejor expresión de la uva en cada lugar. En definitiva, pretendemos elaborar vinos diferentes, naturales y que emocionen”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...