El Gourmet Urbano: EDITORIAL: LA AUSENCIA DE IDENTIDAD GASTRONÓMICA: EL PEOR ALIADO DE TODO RESTAURANTE

miércoles, 20 de octubre de 2010

EDITORIAL: LA AUSENCIA DE IDENTIDAD GASTRONÓMICA: EL PEOR ALIADO DE TODO RESTAURANTE

 
restaurante_cerrado
 
Desde que me dediqué a escribir acerca de la gastronomía venezolana, he visto con interés cómo los restaurantes de nuestro país van poco a poco muriendo o cambiando de nombre y de propuesta gastronómica, en un lapso de tiempo común en la mayoría de ellos. Dicha situación me ha incentivado a tratar de entender el por qué de esta situación y, de alguna manera, ofrecer mi aporte para ayudar a parar tan nefasta tendencia.

Uno de los principales detonantes de la muerte de un restaurante es la falta de identidad gastronómica. En alguna oportunidad todos hemos visitado restaurantes que comienzan vendiendo un tipo de comida y terminan a los meses vendiendo otro tipo, como por ejemplo aquellos locales que comienzan con una propuesta de cocina Italiana y terminan vendiendo Sushi; restaurantes Japoneses que terminan vendiendo comida Criolla; o restaurantes que nacen bajo la idea de ofrecer comida Francesa y mueren como centros de baile. En fin, toda una epidemia económica.
Muchas son las causas de esta falta de identidad. A continuación nombro algunas:
· Falta de estudios serios de mercado para identificar reales necesidades u oportunidades para el nuevo restaurante.
· Apostar por una propuesta gastronómica costosa y con poco público dispuesto a pagar.
· La mala selección gastronómica deriva en problemas de caja. Esto incita a vender platos populares, dejando a un lado la razón gastronómica del restaurante con el solo objetivo de hacer dinero para el pago de deudas.
· Mala selección en el tamaño de las raciones que hacen inviable el mantener los precios de los alimentos ofertados. Luego tratan de compensar las pérdidas con productos y platos más baratos, de menor calidad y sin correspondencia alguna con la propuesta gastronómica del local.
De seguro existen muchos otros motivos para este problema, y no faltará quién apoye “la falta de identidad” en pos de la variedad de ofertas culinarias de un sitio.
Lo que sí queda claro es que aquellos locales que son fieles a su propuesta original, con trabajo serio y honesto, perduran en el tiempo. Sólo basta mirar a restaurantes como el Lee Hamilton y El Alazán, por citar algunos. Tienen más de 25 años cada uno y se mantienen como íconos de la gastronomía venezolana.
Mi recomendación, estimado Gourmet, es que antes de sentarse a comer en un restaurante pida la carta. Lea los platos que ofrecen y verifique que correspondan con la propuesta gastronómica ofrecida y de esa forma se evitará el mal momento de tener que comer un plato que nada tiene que ver con lo que busca  que de seguro frustrará su experiencia degustativa.
Luis E. Blanco
El Gourmet Urbano


2 comentarios :

Francesca dijo...

Me gustaría saber tu opinión sobre los precios en algunos restaurantes y la relación con la calidad. Y que otros elementos intervienen para que determinar costos tan elevados en platos que sabemos no requieren de ingredientes tan costosos.

Luis Enrique Blanco dijo...

Ese comentario viene para la próxima semana, saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...