lunes, 17 de abril de 2017

Ocho claves para hacer un desayuno de lo más saludable

Te indicamos qué productos son mejores para empezar el día de una forma sana y nutritiva



El desayuno es la comida más importante del día y por ello lo que comamos nada más empezar la mañana puede influir en nuestros hábitos diarios. Por eso te detallamos los productos que conforman un desayuno de lo más saludable.

1. Café


Algunos estudios publicados en los últimos 15 años demuestran que un consumo adecuado de cafeína, que es el principal compuesto activo del café, permite mejorar el estado de ánimo y aumenta el rendimiento físico y cognitivo. Además, el café acelera el metabolismo, por lo que ayuda a la pérdida de peso. También reduce la sensación de fatiga y de cansancio y está asociado a un menor riesgo de sufrir enfermedades, como la diabetes.

2. Huevos




El huevo proporciona nutrientes esenciales para el organismo y su ingesta, sobre todo en el desayuno, puede favorecer la pérdida de peso ya que su alto grado de proteínas genera un efecto de saciedad que controla el consumo de calorías a lo largo del día. Su contenido en colina mejora la función cerebral y dos de sus antioxidantes, la luteína y la zeaxantina, nos protegen contra las cataratas o la degeneración macular. Además, las últimas investigaciones han demostrado que, en contra de lo que se ha creído siempre, el huevo mejora los niveles de colesterol en sangre.

3. Yogures



Siempre se ha dicho que los lácteos son un alimento fundamental en nuestra dieta. Uno de los lácteos por excelencia, el yogur, puede convertirse en un ingrediente perfecto para nuestro desayuno por su alto contenido en calcio, proteína, fósforo y grasas saturadas saludables. Se recomienda elegir yogures enteros y, si es posible, pasteurizados más que los yogures light o bajos en grasa, ya que estos suelen tener azúcar refinado y otros aditivos. Los yogures con cultivos activos ayudan a tratar la diarrea, aumentan las defensas inmunológicas y mejoran la función del sistema digestivo.

4. Cereales



Los beneficios de incorporar frutos secos en nuestro desayuno son muchos y variados. En primer lugar, son un alimento muy rico en proteína, fibra y grasas saludables. Además, tienen un increíble efecto saciante que llena nuestro estómago durante más tiempo y nos ayuda a ingerir menos calorías de otros alimentos. Asimismo, son una fuente importante de minerales, como el magnesio, y de vitaminas, como la vitamina E. Su ingesta se ha asociado también a un menor riesgo de enfermedades como la diabetes o las enfermedades cardíacas.

5. Avena



La avena, presente en muchos tipos de cereales, aporta una gran variedad de nutrientes esenciales: manganeso, fósforo, magnesio, hierro, fibra, proteína y omega 3. El consumo de avena no solo ayuda a mantener a raya los niveles de colesterol y glucosa, sino que nos permite controlar el peso ya que es un alimento muy saciante. Por otro lado, expertos recomiendan su ingesta durante el embarazo ya que la cantidad de magnesio que proporciona puede prevenir complicaciones en la fase de gestación como la preeclampsia y el parto prematuro.

6. Fruta



La fruta es el alimento sano por excelencia debido a su alto contenido en fibra, que ayuda a prevenir trastornos digestivos y contribuye a mantener un peso equilibrado debido a su efecto saciante. Asimismo, la fruta aporta una gran variedad de vitaminas y minerales y destaca por su bajo contenido en calorías. Algunos ejemplos de fuentes ricas en potasio son el aguacate, la piña o la granada. Por otro lado, las naranjas, las fresas o los kiwis son fuentes ricas en vitamina C.

7. Té verde



Al igual que el café, el té verde contiene cafeína por lo que aumenta el nivel de alerta, reacción y rendimiento mental, reduce el cansancio y mejora el estado anímico. Además, científicos prueban su eficacia a la hora de acelerar el metabolismo y favorecer la pérdida de grasa. Un tipo de té que se está haciendo muy popular es el 'té matcha', que contiene propiedades terapeúticas gracias a su forma de cultivo.

8. Batidos de proteína




Los batidos de proteína en polvo (suero de leche, de guisante, de huevo...) producen un efecto saciante mayor que la proteína procedente de los alimentos, por lo que pueden favorecer en mayor medida la pérdida de peso. El consumo de proteína de suero de leche está asociado a varios beneficios en la salud, entre ellos, la reducción de la glucosa, de la tensión, de la inflamación y la prevención de la pérdida o aumento de masa muscular.

Fuente: El Comercio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...