El Gourmet Urbano: DE CASTA LIFE & FOOD. UNA PROPUESTA PLURAL DE ALTA GASTRONOMÍA

miércoles, 27 de octubre de 2010

DE CASTA LIFE & FOOD. UNA PROPUESTA PLURAL DE ALTA GASTRONOMÍA

 
DeCasta_Life_&_food (46)
 
En la primera parte de este escrito, les hablamos sobre la propuesta gastronómica de De Casta Life & Food. Una propuesta plural que ofrece a los comensales un lugar donde pueden adquirir delicatesses gastronómicas y disfrutar de un servicio en esta misma área. Hablamos de sus inicios, de su concepto como bodega, del sitio en general y de sus planes a futuro.
En esta entrega hablaremos de su propuesta gastronómica como restaurante para así completar y cerrar la propuesta plural de De Casta Life & Food.

Desarrollo de la propuesta gastronómica como Restaurante



Cuando Humberto Silva, junto a sus socios, comienzan a marcar los parámetros para el Bodegón, decidieron agregar al proyecto un estilo de restaurante que fuera acorde a lo que el centro comercial ofrecía: un servicio de comida rápida. Pero se dieron cuenta que hacer un restaurante con esa línea chocaría con el concepto del Bodegón, por lo que decidieron subir el nivel, orientándolo a los sectores A y B, y así romper esquemas con las propuestas de comida que se manejan en el CCCT
Aprovechando que grandes corporaciones rodean al centro comercial, introdujeron la propuesta que tuvo una muy buena acogida por parte de los comensales. Y es que la brigada de la cocina de De Casta fue muy bien entrenada para lucirse en la preparación y creación de exquisitos platos. Federico Tischler tomó en sus manos las riendas de la cocina en sus inicios, y una vez que los formó, los dejó caminar solos. Recordemos la filosofía de De Casta: apuestan a lo poco comercial, de alta calidad y con la mejor atención. Esta filosofía abarca todos los niveles, hasta los más pequeños detalles, y eso es lema de todo su personal.


La propuesta gastronómica


Para Humberto, el servicio en el restaurante debe se completo: desde el comienzo hasta el final. En una oportunidad, escuchó una sentencia de un famoso gastrónomo que decía “ buen restaurante, mal café” . Para él es importante dar fe de que esa sentencia se puede romper, y por eso se preocupa por la atención al cliente desde todo punto de vista. La armonía debe ser total.
La propuesta gastronómica no tiene nacionalidad, tampoco es comida de autor. Le gusta llamarla comida de bodegón, ya que la misma se prepara, y se crean nuevos platos, con los productos de la bodega.
Disponen de una carta donde ofrecen desayunos y comidas exquisitas. Cuando algún proveedor les trae alguna pieza especial -por ejemplo, el ossobuco de cordero- lo ponen como sugerencia para quien desee darse todo un banquete. Sus clientes fijos siempre están pendientes de sus sugerencias porque son exquisiteces gastronómicas dignas de todo un Gourmet Urbano. Entre sus platos tenemos el ceviche, cremas, carpaccios, ensaladas, ostras, entre otros. Un menú que a primera vista pareciera común con otros restaurantes, pero es que la selección de los ingredientes son especiales. Si uno prueba el ceviche, el Gourmet sabrá que se está comiendo algo fuera de lo común. Al generar una cocina tan particular, se dieron cuenta que los comensales que venían no tenían prisa en irse; decidieron dejar que la gente llegara y disfrutara el tiempo que deseara estar en la mesa, fuera unos minutos u horas.
La propuesta gastronómica del restaurante incluye pan artesanal proveniente de las formulaciones del IAPEN, donde Humberto estudió y se graduó de panadero. Para él el pan es un alimento que tiene que estar en toda mesa. Es un oficio que hace interrumpidamente por sus otros deberes, pero disfruta mucho de su pan y no concebía tener un restaurante y no ofrecerle a sus comensales un buen pan. Sus panaderos son egresados del IAPEN. Ellos no hacen canilla, hacen baguettes y cumplen todo el proceso para prepararlo, igual con los otros panes.
También ofrecen helados artesanales que se destacan por su cremosidad al ser preparados con una fórmula italiana. Entre los sabores que la gente puede degustar tenemos los tradicionales mantecado, fresa y chocolate, mango, parchita, oreo, yogurt, nutella, entre otros


El ambiente del sitio


En la primera parte del escrito hablamos de la infraestructura del local. Aquí nos enfocaremos un poco en su ambiente. Los espacios en De casta son todos abiertos, bien distribuidos, de manera que el comensal puede observar lo que sucede en el local desde cualquier ángulo sin sentir que otras actividades lo disturben. El área del restaurante cuenta con 16 mesas en las que el comensal puede disfrutar su comida con toda calma. El área del bodegón tiene un aire un poco más formal, y es que se hizo con la idea de que en ella se realizarán degustaciones, catas y lanzamientos de productos gastronómicos. Por eso cuenta con televisor y equipos audiovisuales, lo necesario para este tipo de eventos.

Al ser un espacio abierto, el mensaje que transmite es de desenfado ante el placer. Pudiera sonar hedonista esta idea, pero todos buscamos hacer cosas que nos den placer para liberarnos de la acelerada vida en la que todos estamos inmersos. Tanto hombres como mujeres van al local a simplemente sentarse y disfrutar de algún plato, un café o una copa de vino sin sentirse acosados, van a darse un gusto gastronómico de calidad. Esto, más allá de pertenecer a un estrato social específico, es un local al que asiste el cliente que entiende el concepto del local.


La degustación

Humberto nos ofreció más que una degustación. Mantuvo su filosofía de cuidar hasta el más mínimo detalle con nosotros. Nos ofreció la carta con el desayuno. De ella probamos unos huevos a la Toscana y una omellette. La preparación de ambos platos es muy sencilla; pero se notaba, al primer bocado, que ambos son preparados con ingredientes de primera. El aceite de oliva extra virgen le brindaba ese amargo picantoso del oliva que jugueteaba, apareciendo y desapareciendo a momentos, con el resto de los ingredientes que conformaban el plato. Las raciones son generosas pero no exageradas. Saben manejar la porción adecuada para satisfacer el apetito y paladar.
Para el almuerzo, Humberto nos ofreció un vino fino moscatel para preparar el paladar e ir abriendo el apetito. El color de este vino es amarillo pálido, de fuerte impacto a la primera nariz, pero luego su aroma se vuelve delicado, en boca es seco y poco ácido.
A los pocos minutos, nos invita a degustar un carpaccio de paticas de cochino. El sabor ahumado de las paticas se potenciaban con la pimienta. El sabor que el vino fino nos había dejado, alargaba el sabor y cubría toda la boca la mezcla de la pimienta y del sabor ahumado.
Como plato principal degustamos un rissotto hecho con tomates confitados, nueces, champiñones y emulsionado con un queso francés muy cremoso llamado san Paulin. El sabor del plato era muy noble, no muy fuerte al paladar. Lo armonizamos con un Catena Malbec 2006 y la pimienta del plato se potenció con el vino. Produjo una agradable explosión de sabores en boca que extendió la combinación a lo largo del paladar. El vino hizo que lo picante de la pimienta se corriera hasta el final de la boca donde se sentía con gran fuerza.
Como postre, degustamos un Pedro Ximenez Robles de Malla Plateada. Un exquisito vino gourmet ideal para ocasiones especiales. Un vino envejecido por 70 años, de color marrón oscuro y de lágrima espesa, de fuerte olor alcohólico en primera nariz (15°) pero su sabor es dulce e intenso. Es un vino para postre y que también es consumido como un postre.
Esta degustación fue un ejemplo claro que, quien asista a De Casta, vivirá un maravilloso día gastronómico y saldrá de allí contento y renovado.
Debemos confesar que esta entrevista fue toda una sorpresa para La Editorial. La experiencia con Humberto Silva traspasó nuestras expectativas. No sólo conocimos la historia de De Casta, sino que pudimos conocer y compartir a un sibarita de un conocimiento amplio, rico y apasionante, a parte del gran ser humano que es. Para nosotros fue todo un honor el haber compartido con él un día gastronómico, en todo el sentido de la palabra.
Mucho quedó por decir, pero los escritos tienen un límite. Lo que sí esperamos es haber dejado esa semilla para que visiten De Casta Life & Food. Una vez allí, déjense llevar y disfrútenlo. Les aseguramos que, como verdaderos Gourmets Urbanos, será un sitio al que siempre volverán.

 
CONTACTOS:
Dirección: Planta baja del CCCT
Twitter: @DeCastaLifeFood
Facebook: De Casta – Life & Food
Web: www.decasta.com.ve
 



www.decasta.com

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...