El Gourmet Urbano: Vino y Chocolate: ¿Maridaje celestial o Maldito maridaje?

jueves, 27 de septiembre de 2012

Vino y Chocolate: ¿Maridaje celestial o Maldito maridaje?

Resuena en tus oídos y tienta tus sentidos como una combinación endiabladamente buena aunque, en realidad, chocolate y vino pueden resultar en una experiencia infernal. La Chocolatier (y adicta) Chrissie Bettencourt nos lleva a través de los sensuales pasos del maridaje perfecto entre chocolate y vino y nos brinda una ayudita para conseguir ¡que siempre sea el correcto!

Hay algo misterioso que atrae a la gente cuando escucha hablar sobre chocolate y vino. Y la verdad es  ¡¿cómo no emocionarse con tan divina combinación!? Lo que mucha gente no sabe todavía es que no se puede combinar cualquier chocolate con cualquier vino y que al intentar hacerlo ¡corremos el riesgo de decepcionarnos a lo grande! Sin embargo, cuando seguimos algunas instrucciones  para saber cómo maridar, el resultado es puro placer y se convierte en una experiencia  que nunca olvidarán.
 

¿Qué buscar? Una pareja hecha en el cielo

1. Compra chocolate de buena calidad: Aunque amemos nuestra barrita de chocolate, me temo que no va a maridar muy bien con ese vino lujoso que hemos traído a casa. Hay una diferencia entre una barrita de chocolate con leche y un chocolate fino. En un chocolate regular encontraremos cosas fascinantes como aceites hidrogenados, cera (sí, leyeron bien: cera) o medio kilo de azúcar por barra. Todo esto enmascara de manera inmediata los sabores propios del chocolate (con la clara intención de cubrir  la baja calidad del chocolate en grano utilizado) y termina chocando con la mayoría de los vinos. Cuando tienes en tu poder una buena barra de chocolate (de buena calidad) realmente se destaca la calidad del cacao en grano y de esa manera conseguís que la experiencia de degustar chocolate sea rica, aromática y hermosa. ¿Maridarías un Big Mac de Mc Donald´s con un Petrus Pomerol del `77? Bueno… lo mismo pasa con el chocolate.
2. Has coincidir perfiles de aroma y sabor: Lo que la mayoría de la gente desconoce sobre el chocolate es que tiene los mismos aromas y sabores que se pueden encontrar en el vino. ¿Están familiarizados con esa útil ruedita de aromas que vemos en las degustaciones de vinos? Bueno, ésa también sirve para degustar el chocolate. Un chocolate de buena calidad puede revelar notas sutiles de fruta, flores, nueces, incluso algo así como aromas terrosos. La idea entonces es maridar esas notas con el vino seleccionado. Por ejemplo: notas frutales en el chocolate irán bien con un Malbec argentino bien frutado. Muchos chocolates finos vienen ahora con sus “notas de cata”, haciendo así que sea más simple conocer el tipo de perfil aromático que tienen.
3. Selecciona vinos con buena estructura: Como todos sabemos el chocolate es rico y tiene un sabor profundo. Por este motivo es importante seleccionar un vino que pueda aguantar este “peso” en la boca. Por lo general los vinos Reserva que son frutados van bien con chocolate. Otra opción es un vino  más añejo que ha tenido tiempo como para permitir que sus taninos se suavicen.
4. Degustaciones complementarias y por contraste: Uno de los trucos a la hora de catar vino con chocolate  es ver si lo hacemos por  complemento o por contraste.  Una degustación por contraste significa que estás maridando dos cosas que son opuestas en textura o sabor. Por ejemplo: Trufas de chocolate blanco con vino espumante: la trufa es rica y cremosa mientras que el champagne es seco y refrescante, balanceando un elemento  al otro, brindando equilibrio y armonía en boca. Luego tenemos la degustación por complemento, donde maridamos dos cosas que son similares en naturaleza como lo es un vino tinto con chocolate negro. Los dos son tánicos y tienen un perfil de sabores similares (siempre que los taninos en el vino sean redondos).
Cómo Degustar Chocolate con Vino
1. Degusta  el vino y el chocolate por separado. Fíjate qué texturas y sabores aparecen en cada uno.
2. Ahora toma un pedacito de chocolate y déjalo reposar en la parte superior de la lengua. Déjalo que se derrita lentamente sin tragar.
3. Una vez que el chocolate está derretido, toma un traguito de vino. Fíjate que sea igual cantidad tanto  de chocolate como de vino.
4. Ahora mézclalos en tu boca y traga. Observa qué pasa en tu boca: si los sabores se integran o chocan entre sí. Y, lo más importante, si la sensación es placentera o no. ¡Al llevar a cabo estos experimentos descubrirás muy buenas combinaciones que se volverán tus favoritas!

Tips de maridaje

  • 70% chocolate negro con base de notas frutales y un Malbec Reserva frutado.
  • Chocolate blanco de buena calidad con Champagne o vino espumante seco.
  • Trufas de chocolate negro (aproximadamente 70%) con Cabernet Sauvignon frutado (tipo californiano).
  • Chocolate con leche maridado con  vinos blancos italianos, frescos y frutados.

Chocolates Recomendados

  • Amedei Toscano Negro - 70% Chocolate extra negro.
  • Amedei Toscano Rojo - 70% Chocolate extra negro con frutillas, frambuesas y cerezas.
  • Green and Black's Maya Gold (hay que probarlo con un Cabernet Sauvignon argentino o californiano).
  • Green and Black's - 60% Chocolate negro con cerezas.
  • Mast Brothers Madagascar - 72% Chocolate negro.
  • Guittard - Chocolate blanco.

Fuente: Sitioandino.com

Bitacoras. com: , ,

Blogalaxia: , ,

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...