El Gourmet Urbano: ¿Te gusta muy caliente?

martes, 28 de junio de 2016

¿Te gusta muy caliente?

Comprobamos la temperatura del café en tres locales del centro de Oviedo. La OMS advierte de que el consumo de bebidas superiores a 65 grados puede causar cáncer

¿Te gustan las bebidas calientes? El café caliente, pero no hirviendo. Ni el café, ni la leche, ni el té, ni ningún tipo de bebida debe ser ingerida a una temperatura superior a los 65 grados ya que el hacerlo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de esófago. Se trata de la advertencia que lanzó ayer la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), un organismo de la OMS que ha realizado más de 1.000 estudios científicos, en los que se examinaban las posibles consecuencias para la salud de las bebidas muy calientes. La conclusión de este estudio, en el que participaban 23 expertos es que las bebidas consumidas a más de 65 grados puede ser probablemente cancerígenas. La OMS advierte de que el té y el mate se toman muy calientes en Asia y Sudamérica. Siguen buscando, sin embargo, más evidencias para establecer esta conclusión de modo definitivo.


El café va de 80 a 67 grados centígrados en el centro de Oviedo


Un paseo por el centro de Oviedo permite averiguar a qué temperatura se sirve el café en los locales de hostelería. Los trabajadores de hostelería de la zona aseguran que la temperatura en la que sale el café depende de la cafetera que se use, ya que poseen un motor eléctrico que calienta el agua y unas lo hacen más que otras. Noel, el dueño de la cafetería «Petit Comité», que lleva décadas dedicándose a la hotelería, comprueba que el café sale de la cafetera a unos 80 grados centígrados aproximadamente, al que se añade la leche casi hirviendo, a unos 90 grados centígrados. Con un termómetro se comprueba que la mezcla alcanza una temperatura de 87 grados centígrados, que va disminuyendo de forma rápida hasta los 76,5. Esta temperatura varía, dependiendo de que la taza esté o no caliente. El café generalmente se sirve caliente, y luego, dependiendo del cliente, este lo consume caliente o templado. El dueño del «Petit Comité» asegura que el café para llevar se sirve a una temperatura similar al que se consume en el local. «Es el cliente el que debe indicar si lo prefiere templado, en tal caso se añade un poco de leche fría».

Un camarero de una céntrica cafetería de Oviedo confiesa que no conoce la temperatura a la que sale su café, pero que siempre se sirve caliente, tal como suele gustar a los clientes del local. «El cliente normalmente pide el café caliente, pero nunca lo toma de golpe, sino que lo deja enfriar unos minutos», declara. En caso de que el consumidor tenga prisa, suele pedir su consumición templada (con un poco de leche fría) por lo que siempre se consume a una temperatura moderada.

El restaurante Chino la Gran Muralla, situado en la calle Asturias, sirve el café muy caliente siempre debido a que la cafetera que usa es antigua y emite el agua prácticamente hirviendo. Lan, la gerente del local, asegura que el cliente siempre lo pide caliente, pero para consumirlo suele esperar algunos minutos. Lan asegura que en Asia sí que se toman las bebidas a mayor temperatura que en España, sobre todo el té y las infusiones, que allí son bebidas de consumo muy habitual. «En Asia las infusiones se toman muy calientes porque la gente suele ir con prisa», añade. «En España el cliente suele dejar reposar el café». Lan confiesa que siempre bebe el café con leche fría, ya que prefiere disfrutar del aroma del café recién hecho y no quiere esperar a que enfríe para poder ingerirlo.

Conclusiones de nuestro análisis


Los posibles efectos cancerígenos del café fueron evaluados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por primera vez en 1991, en el que aseguraban que el consumo de café producía cáncer de vejiga. El trabajo que se dio a conocer el miércoles 15 de junio de 2016 revisa una base de datos de más de 1000 estudios observacionales y experimentales que concluye que el consumo de café en sí no tiene efectos cancerígenos para el cáncer de mama, de páncreas o de próstata, e incluso reduce el riesgo del cáncer de hígado y de endometrio. Para los demás tipos de cáncer, incluyendo el de vejiga, los datos aportados son insuficientes para establecer una relación causal. Sin embargo, la IARC indica la evidencia epidemiológica entre el consumo de bebidas muy calientes y el cáncer de esófago. Además, estudios experimentales comprueban que el agua a más de 65 grados centígrados actúan como promotor de tumores en animales. Basándonos en estas evidencias, las bebidas superiores a 65 grados centígrados se clasifican como probablemente cancerígenos.

WENDY BERNAL

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...