El Gourmet Urbano: #VINOS | Diez consejos para elegir un buen vino - vivir-bien

jueves, 21 de febrero de 2019

#VINOS | Diez consejos para elegir un buen vino - vivir-bien

Desde el color hasta el aroma y la graduación alcohólica, qué se debe tener en cuenta a la hora de comprar un botella

Las variedades de vinos son infinitas. Siempre es bueno hacerse un tiempo para probar y descubrir nuevos sabores. A continuación, te brindamos algunos tips para seleccionar un vino que sea de tu agrado.


CONOCER TUS GUSTOS. Es fundamental, tener conocimiento propio de tus gustos. Es decir, qué vinos te gustan: tintos, blancos, rosados o espumantes. A su vez, qué clase de vino preferís, frutados, estructurados, jóvenes o de barrica. En base a esto, iniciar la búsqueda.




LA OCASIÓN. Según el clima y la hora en la que se beberá el vino, lo aconsejable es cambiar de uva. Por ejemplo, frente a un clima caluroso y húmedo, lo ideal será elegir un blanco, rosado o espumante. Si se trata de una cena en un lugar fresco, la mejor opción podría ser un tinto.



EL PRECIO. Ni el más caro es el mejor, ni el más accesible es el peor. Como primera medida, elegir un vino en base a las características del gusto de cada uno y sin fijarse en el precio. Luego, definir el momento en que se beberá. Existen vinos con valores de excelente precio- calidad.

LEER LA ETIQUETA. Este es el primer contacto que vas a tener con la botella. Allí, vas a encontrar la información básica del vino: tipo, variedad, región y cosecha. Esto te orientará a optar por un vino con las características que sean de tu agrado.



OBSERVAR EL COLOR. Los tonos del vino pueden indicar el estado en que se encuentra el mismo. Si es intenso, su color debe ser profundo. Si es más fresco, brilla más. Un vino que tiene colores rojizos está en perfectas condiciones. Si tiene un color ladrillo o café, es un vino en declive. Con los blancos hay que buscar que su color sea oro y no marrón.

ANALIZAR EL CUERPO. El grado de alcohol en un vino determina su cuerpo, puede ser ligero o con cuerpo. Hasta un 10.5% de contenido de alcohol, indica que su cuerpo es ligero. De 10.5% hasta los 12.5% se trata de un cuerpo medio y pasando los 12.5% es un vino con cuerpo. También puedes identificarlo de acuerdo a su textura y movimiento. Entre más viscoso, mayor contenido de alcohol.

EL AROMA. Quizás, por cuestión personal, su olor no te guste del todo, pero sin duda podrás reconocer si el vino tiene elegancia o no. ¿Es un cañonazo de alcohol o sus aromas se muestran de manera sutil y elegante? Hay que analizar los aromas que se desprenden de él.

EL SABOR DEL VINO. Debe existir un equilibrio entre el alcohol, la acidez y los taninos (sensación de astringencia y aspereza). Considera también la longitud del vino, que es el tiempo que los sabores y el aroma continúan incluso después de pasar el vino por la garganta. Cuanto más tiempo, mejor. Estos elementos son referencia de su calidad.

COMIDA. Busca que el cuerpo del vino empate con el cuerpo y peso del plato; es decir, si el plato es grasoso, debería ir acompañado con vinos que tengan cuerpo. Si es ligero, busca vinos con poco cuerpo. El vino debe empatar con la grasa del plato.

PROBAR Y ESCUCHAR. Hay que atreverse a probar diferentes variedades de uvas tintas y blancas. Es importante conocer nuevos sabores y etiquetas. Beber vinos de regiones que no sean las tradicionales y descubrir la infinidad de opciones existentes. Además, dejar asesorarse por el sommelier o el vendedor de la vinoteca. Consejo: siempre comprar vinos en vinotecas.

A disfrutar y salud!

PABLO AMADO

Fuente: El Dia 

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...