El Gourmet Urbano: #ALMUERZO #COMIDAITALIANA #RECETAS | Ñoquis romanos

viernes, 25 de septiembre de 2020

#ALMUERZO #COMIDAITALIANA #RECETAS | Ñoquis romanos

Estos ñoquis romanos son una de esas tapas fáciles de preparar que se convierten en una buena opción para disfrutar de bocado casero de lo más original.

Estos ñoquis romanos son una de esas tapas fáciles de preparar que se convierten en una buena opción para disfrutar de bocado casero de lo más original. La base de esta maravilla es la sémola, la mezclaremos con el queso y la leche para que adquiera la consistencia propia de un ñoqui. 

Ñoquis romanos

Para darle el acabado que se merece esta delicia la rebozaremos como si se tratará de un Nugget. Con un poco de salsa de tomate, mayonesa o barbacoa conseguiremos un acabado de restaurante. Podrás tener estos ñoquis romanos siempre listos en el congelador a punto de freírse y disfrutarse, atrévete a probarlos.

Ingredientes:

  • 250 gr de sémola
  • 1 l leche entera
  • 100 gr mantequilla
  • 2 yemas
  • 100 gr de parmesano rallado
  • 40 gr de pecorino rallado
  • 7 gr sal
  • Nuez moscada
  • Pan rallado
  • Huevo batido

Cómo preparar unos ñoquis romanos


Estos ñoquis romanos son muy fáciles de preparar, solo necesitamos hacernos con una buena base. La sémola y el juego de quesos será lo que marque la diferencia en el acabado de esta tapa.


Ponemos la leche a calentar en un cazo con un poco de mantequilla. Podemos ponerle sal, sabiendo que los quesos ya son salados, si somos amantes de la sal la necesitaremos.

Cuando la mantequilla esté perfectamente integrada, añadimos la sémola. Este elemento se cocina rápidamente en unos minutos y aportará la consistencia adecuada a esta delicia.

Es importante no dejar de remover para que no quede ningún grumo. Mezclamos hasta que quede bien cocinada, con la consistencia de una salsa espesa.

Cuando la sémola esté lista, la retiramos del fuego y le añadimos las dos yemas de huevo sin dejar de remover una a una.

Conseguiremos darle algo más de color y de consistencia a la base de nuestros ñoquis romanos caseros.

Llega el turno de los quesos, incorporamos los dos tipos para darle la cremosidad que necesitarán. El parmesano y el pecorino son buenas opciones, pero podemos usar cualquier tipo de queso.

Dejamos que esta masa repose, llegado a este punto podemos rectificar de sal, si creemos que le falta y ponerle una pizca de nuez moscada.


Damos forma a nuestros ñoquis romanos. Preparamos un plato con pan rallado y otro con huevo batido para rebozarlos.

En un aceite muy caliente, freímos los ñoquis, A medida que estén listos los ponemos sobre papel de cocina absorbente para que eliminen el exceso de aceite.

Servimos estos ñoquis con una salsa de queso, tomate o mayonesa, tendremos lista una tapa ideal en un abrir y cerrar de ojos.

A la romana como forma de rebozar


Los calamares a la romana fueron los primeros en recibir este nombre. Unos misioneros romanos destinados a japón descubrieron una interesante forma de cocinar, rebozando la comida y friéndola.

La llamada tempura japonesa se transformó en una romana que se caracterizaba por usar huevo y la harina común en esta parte del mundo, la de trigo. Esta idea de cocinar y de comer se extendió por todo el mundo.

Una prueba de la grandeza de la cocina y de las fuentes de inspiración que dan lugar a nombres curiosos. A la romana no viene de Roma, sino que este nombre viene del Japón imperial.

Fuente: OK Diario

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...