martes, 23 de abril de 2013

S.Pellegrino llega a las mesas venezolanas

El agua mineral gasificada italiana de mayor tradición está ahora disponible en el país para el disfrute de todos los entusiastas de la gastronomía

 

clip_image002

 

Cuando se habla de la máxima calidad en agua mineral, uno de los primeros nombres que aparece es, sin duda alguna, el de S.Pellegrino, embajadora desde 1989 de la cultura y tradición italiana. Ahora, Venezuela podrá disfrutar de esta categoría privilegiada de agua gasificada gracias a los buenos oficios de Ron Santa Teresa, quien se convierte en el distribuidor oficial de esta prestigiosa marca para el país.

La buena nueva viene además con otros detalles, como la alianza que se ha establecido con el restaurante italiano San Pietro -ubicado en Las Mercedes- como principal vitrina de S.Pellegrino en Caracas. Estos dos nombres comparten el gusto por el buen comer, la alta gastronomía y la tradición italiana. San Pietro tiene además un ideal perfil gastronómico y social que representa a la perfección los valores de la marca.

 

sp bott detail

 

Un producto que ha llegado a ser denominado como  el "champagne de las aguas minerales", debe mucho de su reconocimiento a la pureza de su origen. S.Pellegrino brota de un manantial ubicado en el Valle de Brembana, en las estribaciones de los Alpes italianos, en el territorio de San Pellegrino Terme, cerca de Bergamo (Lombardía). 

 

En esas cimas está la reserva del manantial y que al agua enriquecida con sales minerales le toma 13 años en llegar a la fuente. Este dato cobra valor al recordar que el carácter de un agua mineral dependerá del terroir de su fuente, es decir, la roca porosa a través de la que corre el agua. Es precisamente eso lo que le otorga a S.Pellegrino su característico sabor y apreciadas propiedades.

 

A la materia prima de óptima calidad se añade el riguroso proceso de embotellamiento, el cual se realiza con modernos sistemas de control, bajo temperatura monitoreada y controles microbiológicos de pureza.

 

Cuando se resumen las bondades de S.Pellegrino encabezan la lista su efervescencia ideal y la finura de sus burbujas, así como por sus sutiles aromas minerales que le otorga su terroir. Son esos valores lo que definen su gran presencia, así como su untuosidad y su sabor, levemente salado y delicadamente balanceado con una nota ácida que le da un toque refrescante para saciar la sed. 

 

Estas propiedades hacen que S.Pellegrino sea recomendable para consumir durante las comidas o en cualquier otra ocasión, ya que marida perfectamente con alimentos sabrosos y vinos estructurados y con cuerpo que tienen una cierta complejidad olfativa y un sabor persistente. Su constante efervescencia permite que el sabor y la exquisitez de los platos se manifiesten en todo su esplendor.

 

Las diminutas burbujas de S.Pellegrino, su persistente carbonatación y su rica mineralidad son apreciadas por consumidores en más de 135 países en todo el mundo. Se trata de un agua mineral que evoca, de manera natural, los paisajes de rocas nevadas que le dan vida. 

 

Quizás por eso mismo S.Pellegrino invita a la convivencia y la fraternidad, la unión alrededor de la comida y el goce de compartir, valores estos bastante representativos de la cultura italiana y que también coinciden con la gastronomía de este país, con la que esta agua comulga tan cercana y fielmente.

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...