lunes, 20 de marzo de 2017

No los tires si han caducado: Estos 10 alimentos siguen estando comestibles pasada la fecha

Este artículo puede hacerte ahorrar cientos de euros al año, y es que desperdiciamos muchísima comida sin darnos cuenta, comida que podríamos seguir utilizando durante un par de días más. España es uno de los países donde se desperdicia más comida, alrededor de 7´7 millones de toneladas al año. Es una cantidad escandalosa teniendo en cuenta que mucha comida no estaba en mal estado, sino que son sobras o son alimentos que creemos que están caducados. 


Desde 2013 y para intentar reducir la cantidad de desperdicios, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente retiró la obligación de que los yogures tuviesen fecha de caducidad y la modificaron para que fuese “fecha de consumo preferente”. Esta fecha indica que el producto ya no mantiene sus propiedades organolépticas, pero no significa que consumirlo nos vaya a hacer daño. La modificación se extendió a varios alimentos.

Algunas personas expertas, de hecho, aseguran que muchas fechas de caducidad deberían informarnos de a partir de qué punto un producto puede sentarnos mal.


Los productos frescos, por supuesto, deben consumirse dentro de la fecha de caducidad, debido a que se suele estirar al máximo para poder así vender todo el stock, con otros productos ocurre justo al revés.

Aquí te traigo una lista de productos que te puedes comer después de haber superado la fecha de caducidad y de consumo preferente, más allá de quesos curados y conservas, que ya se sabe que se pueden comer tiempo después de haber pasado la fecha de caducidad y de consumo preferente.

Por supuesto, no te comas nada si sabe a rancio, huele mal, o tiene mala pinta, aunque estos productos citados abajo generalmente te seguirán sentando igual que si te los comieras en fecha (igual no de sabor, pero siguen siendo comestibles).

1. Chocolate


Sea blanco, negro, o con leche, contiene mucho azúcar, uno de los conservantes naturales más potentes. Esto hace que dure mucho tiempo, por lo que aunque se vuelva blanquecino por el contacto con el aire y así sepa peor, puedes seguir comiéndotelo sin miedo.

2. Patatas fritas de bolsa



Este aperitivo, como la mayoría, se conserva mucho tiempo debido a que contiene mucha sal. Aunque acaban poniéndose blandas y rancias, puedes seguir comiéndotelas sin sufrir ningún efecto secundario.

3. Huevos crudos


Los huevos duran hasta cinco semanas en el frigorífico sin ponerse en mal estado si los mantienes por debajo de los cinco grados para evitar que tengan Salmonella. Su fecha oficial de consumo son 21 días, y si dudas sobre si el huevo está bueno o no, sumérgelo en agua: Si flota es que está malo.

4. Miel, mermelada y confituras


Cualquier alimento cuyo componente principal sea el azúcar puede durar en perfecto estado durante años. La miel de abeja, en concreto, no caduca nunca.

5. Ensalada empaquetada


La mayor parte de ensaladas empaquetadas pasan por un lavado con ácidos cítricos que hacen que duren más tiempo en buen estado. Mientras no aparezca moho (eso ocurre normalmente a partir de las dos semanas) puedes comértelo sin problemas… Aunque no esté en la cúspide de su sabor.

6. Chucrut, kimchi y comidas fermentadas



Los alimentos fermentados pasan mediante un proceso de podredumbre y son conservas naturales, por lo que puedes consumirlas sin miedo a que te sienten mal durante mucho tiempo. Al final… Te las estás comprando podridas ya, ¿No?

7. Galletas


Es un producto altamente procesado y que contiene mucho azúcar, que se mantiene durante bastante tiempo en buen estado. El único inconveniente que puedes encontrar es que se reblandecen, pero si las metes en el horno vuelven a recuperar su firmeza.

8. Leche UHT



Si la leche es fresca, debes consumirla en cuatro días o menos, pero si es UHT, que es la que consumen la mayoría de personas, dura mucho tiempo sin estropearse. Si la mantienes sin abrir puedes tomarla hasta pasados tres meses, si la abres, podrás consumirla sin que se ponga rancia durante una semana.

9. Pasta seca


Los productos totalmente secos como la pasta se mantienen en buen estado de manera indefinida siempre que los mantengas bien conservados en recipientes herméticos.

10. Pan



Si quieres que el pan se conserve fresco, puedes congelarlo y así mantenerlo hasta durante años en buen estado. Si lo dejas al aire, debes tirarlo en cuanto le aparezca moho, pero si lo guardas en un lugar fresco y seco, puedes usarlo pasado un tiempo para hacer pan rallado.

Vanessa Portela

Fuentes consultada: El Confidencial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...