domingo, 28 de mayo de 2017

¿Cómo condimentar la comida sin usar sal?

Lo de encontrar "la sal de la vida" puede ser una frase muy poética, pero es desastrosa para las personas que tienen hipertensión arterial (HTA), o que van camino a tenerla.

De acuerdo con cifras del ministerio de Salud, en la Argentina el consumo diario de sal por persona es de 11 gramos, el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se calcula que más del 34% de las personas mayores de 18 años padece hipertensión arterial.

Parece una misión imposible pero no lo es, y una vez que el sodio está fuera de la mesa se abre una lista infinita de opciones para expandir el paladar.


La indicación médica más lógica es reducir el sodio de la dieta a no más de 1.500 mg por día (según la FDA de Estados Unidos), pero no por eso la comida tiene que volverse sosa.

En vez se puede recurrir a condimentos, hierbas aromáticas y hasta bebidas alcohólicas para darle gusto al plato sin terminar de cama. Eso sí: antes de hacer cambios en la alimentación hay que consultar a un médico.


Ajo



Combate la presión arterial alta y funciona como un antibiótico natural ya sea en copos, picado, entero o en polvo.

Cebolla, cebolla de verdeo, ciboulette, puerro


Son de digestión fácil ya sea crudos o rehogados en aceite, y agregan gusto a la comida depende cuál se elija.

Canela, cúrcuma, azafrán, comino



La canela reduce el colesterol, mantiene los niveles de glucosa en sangre y reduce la presión arterial.

Jengibre




No sirve sólo para curar el resfrío: también da gusto a carnes, arroces y salsas a la vez que baja la presión de la sangre.

Limón



El jugo de limón es un poderoso diurético que le permite al cuerpo limpiar la sangre.

Bebidas alcohólicas



El vino, jerez, sake, sidra, mirin o la cerveza vuelven más gustosas las salsas sin necesidad de salarlas.

Vinagre de manzana o vino




Se lo puede poner a la ensalada de ingredientes crudos o a la salsa de una carne.

Orégano, perejil, hinojo, laurel, salvia, albahaca



Todas las hierbas aromáticas, sean frescas o secas, aportan lo suyo casi sin sodio a la vista.

Aceite



Puede ser de oliva, maíz, girasol, sésamo, maní o coco y cada uno tiene su utilidad y puede reemplazar la manteca.

Pimienta




Negra, blanca, de Cayena (roja), de Jamaica (dulzona), de la variedad que sea es exquisita y controla la presión arterial.

Muchas veces es bueno probar recetas de la gastronomía de otras culturas para aprender a usar ingredientes nuevos, y chequear los componentes de cada uno antes de incluirlos en el menú porque un alimento "sin sal agregada", por ejemplo, puede tener sodio de todos modos.

Otro ejemplo es la sal marina, que tiene un gusto totalmente distinto a la común y parece más liviana pero tiene la misma cantidad de sodio, lo que la hace igual de dañina para las personas con hipertensión.

Fuente: Minuto 1
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...