El Gourmet Urbano: Cómo será la pastelería del futuro

miércoles, 26 de octubre de 2016

Cómo será la pastelería del futuro

Las claves de Paco Torreblanca para entender lo que está por llegar

¿Hacía dónde va la pastelería? ¿Nos gusta tanto lo dulce como nos gustaba antes o los hábitos han cambiado? ¿Como consumidores seguimos queriendo las mismas dosis de azúcar que antes en un pastel?


Aprovechando la visita al Fòrum Gastronòmic de Barcelona del maestro pastelero Paco Torreblanca, le hemos preguntado por cómo ve ante sus ojos el futuro de la pastelería.

Al parecer, él apuesta por mirar hacia nuevos mundos para incorporar nuevas especias, recuperando al mismo tiempo la identidad, por reducir el consumo de azúcar y por seguir desarrollando el arte y la creatividad. Estas son sus cinco claves de lo que está por llegar.

1. MENOS AZÚCAR, MÁS ESPECIAS


Dicen que “a nadie le amarga un dulce”, pero en los tiempos que corren hay que saber adaptarse o morir. Cada vez cuidamos más nuestro cuerpo y hacemos más y más deporte, por lo que el clásico “cuánto más dulce mejor” del que se hablaba en otra época está ya caducado.

“Hoy en día el azúcar está demonizado”, explica Torreblanca, por eso los pasteles del futuro serán “más especiados y contendrán menos azúcar”.

2. LA VUELTA A LOS ORÍGENES


En un mundo cada vez más globalizado, – “es posible comer el mismo pastel en Tokio que en París que en Nueva York” –, el próximo reto de la pastelería será recuperar la identidad de cada país o región. Eso sí, “modernizando los pasteles para que sean de este siglo, pero sin perder la esencia”, añade el pastelero.

Los nuevos tiempos exigen nuevos pasteles (MaksimVasic / Getty)

3. YA NO HAY LÍMITES ENTRE LO DULCE Y LO SALADO


Cada vez menos, y es que “en un restaurante con estrellas Michelin a veces comienzas por lo dulce y terminas por lo salado”, explica Torreblanca. “Antes los pasteleros eramos los hermanos pobres, parece que después de un comida estábamos nosotros”.

Hoy en día, esta profesión cobra cada vez más protagonismo en el universo gastronómico. “Estos límites antiguos eran los que establecían las diferencias, por su suerte ya no es así más”.

4. MÁS ARTE Y CREATIVIDAD


“Yo soy de los que, como Picasso, piensa: Si ya está hecho, ¿para qué volver a hacerlo?”, cuenta el pastelero, “hay que dar ese paso, aunque implique morirnos de hambre”.

De ahí que en el futuro el reto del mundo dulce sea seguir creciendo artísticamente. Conseguir más estética y más belleza, para que los pasteles entren directamente por los ojos. Porque como decía Marie-Antoine Carême, “la pastelería es un oficio que está dentro de la rama de las bellas artes” .

5. NUEVOS PASTELES PARA NUEVOS TIEMPOS


Parece que, según datos de ventas, cada vez consumimos menos pasteles, aunque más bien, dice Torreblanca, son los hábitos los que han cambiado.

Al parecer ahora el dulce nos apetece de forma más puntual. “Por eso la pastelería tiene que adaptarse a los nuevos tiempos para poder vivir un futuro magnífico”, concluye el pastelero.

YAIZA SAIZ

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...