El Gourmet Urbano: #VINOS #ESPAÑA | Hacer vinos respetando el medio ambiente

jueves, 20 de junio de 2019

#VINOS #ESPAÑA | Hacer vinos respetando el medio ambiente

Dehesa de Luna es una de las últimas bodegas de Castilla-La Mancha en obtener el certificado ecológico

Beber vino cada vez tiene más predicamento entre los consumidores españoles, y de un tiempo a esta parte se han puesto de moda, dentro de la enología, los vinos ecológicos. Pero, ¿qué diferencia a éstos de lo que se venía haciendo hasta ahora? Para que un vino sea ecológico (orgánico o bio), el viñedo del que procede debe contar con certificación ecológica que restringe el uso de tratamientos de síntesis química para combatir las plagas, como herbicidas o fungicidas.

Viñedos de Dehesa de Luna, en La Roda (Albacete) - Dehesa de Luna

Sin embargo, sí que es posible el uso del tradicional azufre y del sulfato de cobre. Los abonos deben ser orgánicos y, en general, se busca emplear prácticas agrícolas sostenibles que permitan al ecosistema mantener su equilibrio natural y a la uva adquirir una mayor concentración de sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.

La bodega Dehesa de Luna, en el municipio albaceteño de La Roda, es una de las últimas de Castilla-La Mancha en haber obtenido la certificación oficial que la acredita para la producción de vinos ecológicos. Su director técnico, José Luis Asenjo, explica que, desde un punto de vista administrativo, llevan tres años enfrascados en este proceso de conversión. Algo que Dehesa de Luna ya había conseguido hace unos años en el caso de los cereales, el olivar, el almendro y el pistacho, y ahora ha sido el turno del viñedo, lo cual afecta al tratamiento de las uvas ecológicas en la bodega para obtener también vinos con esta certificación oficial.

Y, según afirma Asenjo, «desde un punto de vista estratégico, este paso que ha dado Dehesa de Luna es consecuencia de la filosofía de trabajo de esta bodega». La finca Dehesa de Luna, Reserva de Biodiversidad, está ubicada dentro del Campo de Montiel y es un espacio natural de especial interés por la riqueza de su fauna y de su flora. Dentro de este espacio, Dehesa de Luna ha creado un viñedo único de 64 hectáreas. A su juicio, «este terreno posee unos valores medioambientales muy potentes y, por eso, queríamos tener un viñedo, una uva y un vino sostenibles y respetuosos con el entorno natural tan privilegiado que la rodea».

Cuatro parcelas


Dehesa de Luna cuenta con 3.000 hectáreas de terreno de las que casi 1.000 se dedican a la agricultura. Las 2.000 hectáreas restantes están formadas por masas de monte mediterráneo y parcelas reforestadas con especies autóctonas. Actualmente, Dehesa de Luna cuenta con 64 hectáreas de viñedo divididas en 4 parcelas: El Viñazo, La Mata de la Culebra, La Cañada del Navajo y La Noria de Luna.

Las dos últimas parcelas poseen «posiblemente uno de los viñedos tecnológicamente más avanzados» según confirma, José Ramón Lisarrague, consultor experto en viticultura, que ha creado un viñedo único, con una viticultura pensada para obtener de cada variedad lo mejor y paliar los efectos del cambio climático.Vinos de la bodega de Dehesa de Luna

Con un clima continental e influencia mediterránea y a 850 metros de altitud, La Cañada del Navajo y La Noria de Luna cuentan con diferentes combinaciones de los siete sistemas diferentes de conducción de la viña -sprawl, semisprawl, sprawl vertical, eje vertical, espaldera, vaso y pérgola. Las ocho variedades que lo componen son Tempranillo, Graciano, Syrah, Cabernet Sauvignon, Viura, Viognier, Chardonnay y Garnacha Blanca- y se han diseñado en función del tipo de suelo, desnivel del terreno, variedad y objetivos enológicos.

Desde 2001, el equipo de la bodega ha dedicado su esfuerzo y pasión en crear un viñedo único en España. En abril de 2012 se inauguró la bodega Dehesa de Luna. Las marcas que elabora son: Dehesa de Luna Orígenes, Dehesa de Luna Rosé, Dehesa de Luna Garnacha Blanca, Dehesa de Luna Graciano, Dehesa de Luna Tempranillo, Dehesa de Luna Garnacha Tintorera, Purgapecados y Gran Luna.

De hecho, tal y como adelanta Asenjo, «los primeros vinos con la etiqueta de ecológico de Dehesa de Luna serán los que estarán en el mercado con la añada de 2018», siendo el Dehesa de Luna Rosé, el rosado que elaboran en esta bodega, el primero de todos, y luego le seguirá el blanco que elaboran a partir de la variedad de uva Garnacha Blanca y posteriormente irán los caldos que pasan por barrica, que tardarán unos meses en ver la luz.

Mariano Cebrián

Fuente: ABC

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...