martes, 9 de mayo de 2017

Espresso, el café preferido en Italia, Portugal y España

El consumo de café tiene sus particularidades a lo largo y ancho del mundo. Un claro ejemplo es que aquí en España, incluso en cada región hallamos gustos muy diversos y formas de prepararlo particulares.

Ampliando al resto de Europa, la diversidad cultural configura un crisol de opciones que al final podemos agrupar entres grandes categorías como es el café espresso, el instantáneo y el café molido.


Esto tiene una incidencia directa en los modelos de negocio que triunfan en cada región asociados al vending y al OCS, de ahí que la Asociación Europea haya elaborado un estudio para analizar cada mercado con el fin ilustrar las tendencias y los recursos que se emplean en cada una de ellas.

Los datos que se aportan son de 2015 pero teniendo en cuenta cómo ha evolucionado el mercado desde entonces, los porcentajes se mantienen vigentes.

Para empezar, a nivel comunitario, el espresso es el que mayor volumen de consumo presenta en el segmento de bebidas calientes. Un 58% del café que se sirve desde Ucrania hasta Portugal es de esta categoría. El 26% es instantáneo o soluble mientras que el 15% restante es molido.

Por países y como no podía ser de otra manera, Italia domina el consumo de espresso. Es más, apenas se registran valores que merezcan la pena dentro de los otros dos grupos. La rapidez en su elaboración y lo concentrado del sabor son las características esenciales de este tipo de café que domina tanto en las máquinas expendedoras como en las cafeteras profesionales destinadas al Office Coffee Service.

En el consumo de café también observamos una gran dicotomía entre norte-sur, ya que a Italia, le siguen Portugal y España como países más propensos al espresso. Es evidente cada vez que conocemos los números de venta de las nuevas máquinas de vending en nuestro país, dominadas por esta familia del café que va dejando paso a consumos residuales de los otros dos grandes grupos.

En el extremo contrario están los países nórdicos. Así por ejemplo Dinamarca, Suiza, Irlanda, Reino Unido y Holanda optan por cafés más suaves. En algunos casos hasta hay un equilibrio perfecto entre el molido y el soluble, dejando el espresso en un segunda plano, aunque sin bajar nunca del 25% del total de consumo.

Ese equilibrio se rompe en países como Austria, República Checa, Grecia, Hungría, Turquía, Eslovaquia o Ucrania, donde el café más vendido es el soluble o instantáneo. El precio puede ser un factor importante para dar explicación a esta diferencia, así como la propia cultura y tradición o la existencia de otras bebidas propias que a su vez desplazan el consumo total de café.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...