El Gourmet Urbano: #COMIDASALUDABLE #RECETAS | 6 recetas para que los niños se diviertan comiendo verdura

lunes, 18 de noviembre de 2019

#COMIDASALUDABLE #RECETAS | 6 recetas para que los niños se diviertan comiendo verdura

Con estas ideas divertidas (y sencillas) será más fácil que los pequeños se interesen por los alimentos de origen vegetal y coman al menos cinco raciones de frutas y verduras diarias

Las frutas y verduras son esenciales en la dieta de los niños: aportan vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes necesarios para su desarrollo. El problema está cuando los peques no quieren las verduras que les ponemos en el plato y, al final, la hora de la comida se convierte en un infierno tanto para ellos como para nosotros. Sí, los niños son el público más difícil al que nos enfrentamos al cocinar y, ante esta realidad, tenemos dos opciones: o camuflamos las verduras, a modo de trampantojo, o las transformamos en algo divertido. También podemos hacer ambas cosas a la vez. Y esto es lo que proponemos en el siguiente artículo.

Imagen: FrankGeorg

Les presentamos seis recetas a las que los más pequeños no podrán resistirse. Para ello, utilizaremos verduras ultracongeladas que, gracias a este proceso, mantienen intactas sus propiedades. Además, las tenemos disponibles durante todo el año, lo que nos viene muy bien para usar las que más les gusten a los niños e ir probando con opciones diferentes, ya que todas contienen los nutrientes necesarios para poder seguir una alimentación sana y equilibrada.

1. Nuggets de espinacas


No podrán negarse a unos nuggets. Estos tienen espinacas como componente principal. Con los siguientes ingredientes, saldrán 15 nuggets. Primero, trituramos media taza de almendras y seis cilindros de espinacas congeladas. Añadimos dos huevos batidos, una taza de pan rallado, media taza de harina de linaza, una cucharadita de albahaca, otra de orégano y media taza de queso rallado. Mezclamos todo bien, hacemos bolitas con la masa y aplastamos un poco dándole la forma de nugget. Rebozamos con el pan rallado y horneamos entre 15 y 18 minutos. ¡Listos para que nuestros peques disfruten de las verduras!


2. Hamburguesa de berenjena y calabacín


Al igual que los nuggets, las hamburguesas son un plato divertido para los niños que nos permite incorporar con éxito la verdura. Necesitamos: berenjena ultracongelada (usamos unos 150 g, lo demás lo guardamos en el congelador para la próxima), otros 150 g de calabacín, aceite, 100 g de cebolla ultracongelada, un diente de ajo, 100 g de queso rallado, 100 g de pan rallado o harina de almendra, perejil fresco picado y sal.

Lo primero que tenemos que hacer es poner unas gotas de aceite en una sartén y saltear la cebolla y el diente de ajo picado. A continuación, añadimos la berenjena, que ya viene cortada en dados y no hace falta descongelarla, y rehogamos hasta que esté dorada y suave. Lo ponemos todo en un bol y lo trituramos con una batidora hasta hacer un puré. Hecho esto, agregamos el queso y el pan rallados, un poco de perejil picado y una pizca de sal. Y, ahora, mezclamos bien hasta que consigamos una masa consistente. Refrigeramos la masa durante media hora y, después, le damos la forma. Cocinamos las hamburguesas a fuego medio-alto hasta que se doren y ¡listo! La masa que nos sobre podemos guardarla en el congelador para la próxima.

3. Galletas saladas de zanahoria


Cogemos 200 g de zanahoria ultracongelada, la escaldamos en una olla durante tres o cuatro minutos, escurrimos bien y, como ya viene cortada, la colocamos sobre un papel de cocina para que absorba todo el exceso de líquido. Después, ponemos la zanahoria en un bol y añadimos el queso rallado, cuatro cucharadas de harina de avena (o la que haya en casa) y dos huevos. Mezclamos todo bien y hacemos la masa. Luego, aplastamos con un rodillo y le damos diferentes formas con la ayuda de moldes (aproximadamente necesitamos que tengan medio centímetro de espesor). Horneamos durante 10 o 15 minutos hasta que estén doradas y ¡listo!

4. Pizza de coliflor


Para hacer la masa necesitamos triturar un kilo de coliflor ultracongelada, para seguidamente escaldarla durante tres minutos, dejarla enfriar y envolverla en un paño limpio para quitarle el exceso de agua. Después, la ponemos en un bol y la mezclamos con una taza de queso rallado, un huevo y sal, hasta obtener una masa uniforme. Más tarde, extendemos la masa sobre un papel de horno y horneamos durante unos 10 minutos hasta dorarla. La sacamos del horno y la cubrimos con salsa de tomate o puré de calabaza, mozzarella rallada e ingredientes al gusto: tomates cherry, champiñones, aceitunas, orégano… ¡Fácil y deliciosa!


5. Hummus de guisantes


Necesitamos una taza de guisantes ultracongelados (previamente escaldados durante cinco minutos), media taza de garbanzos ya cocidos, una cucharada de aceite de oliva, un diente de ajo, una pizca de sal y pimienta. Añadimos todos los ingredientes en una batidora hasta que estén por completo triturados con la consistencia de un hummus.
En el aperitivo, úntate de salud

6. Cupcakes marcianos


A los niños es más recomendable hacerles ver que comer verduras puede ser divertido que obligarles a que se terminen todo lo que hay en el plato. Y con estas magdalenas llegadas del mismísimo espacio exterior podemos conseguirlo.

El primer paso para esta receta es precalentar el horno a 200 ºC y colocar seis papeles de magdalenas en un recipiente metálico propio para hacerlas. Para la masa necesitamos un puré de espinacas y brócoli (para hacerlo cogemos nuestros ultracongelados, los escaldamos cinco minutos y batimos con un poco de aceite y sal), esencia de vainilla, huevos, aceite, harina, azúcar, levadura, bicarbonato de sodio y sal. Mezclamos todo hasta obtener una masa uniforme y la vertemos en los seis papeles puestos en el recipiente. Horneamos entre 18 y 20 minutos. Con esta merienda, comer verduras será de otro planeta, pero del que quieren pertenecer.

Fuente: Eroski Consumer

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...